Inicia juicio a ex guardia nazi de 100 años de edad

   El pasado 7 de octubre, la fiscalía alemana inició un juicio en contra de Josef Schuetz, ex guardia nazi de 100 años de edad quien está acusado de “colaborar con conocimiento y de forma voluntaria” en el asesinato en las cámaras de gas de 3,518 prisioneros del campo de concentración de Sachsenhausen al norte de Berlín entre 1942 y 1945.
    Las acusaciones en su contra incluyen también el “ayudar e incitar a la ejecución de prisioneros de guerra soviéticos”.
   A pesar de su avanzada edad, una evaluación médica en agosto encontró que Schuetz estaba en condiciones de ser juzgado, aunque el tribunal de Neuruppin limitará sus audiencias a un par de horas al día.

   Su juicio, forma parte de los intentos de los fiscales alemanes por llevar a la justicia a los últimos perpetradores nazis que quedan con vida y que a pesar de no haber ocupado altos mandos en el ejército del Tercer Reich o realizado los asesinatos de forma personal de alguna manera en sus cargos y por omisión fueron cómplices formando parte de la “maquinaria de matar de Hitler”, como ha sido el caso de Oskar Groening, contador de Auschwitz, y Reinhold Hanning, ex guardia de las SS en Auschwitz, quienes fueron condenados a la edad de 94 años por complicidad en asesinato en masa, pero murieron antes de que pudieran ser encarcelados y más recientemente del ex guardia de las SS Bruno Dey quien fue declarado culpable a la edad de 93 años el año pasado y recibió una sentencia condicional de dos años.
   Actualmente, de acuerdo a la Oficina Central de Investigación de Crímenes Nacionalsocialistas, los fiscales alemanes, se encuentran investigando otros ocho casos más, que esperan poder llevar a la justicia “a tiempo”.