Se pospone juicio a exsecretaria de campo de un campo de concentración nazi

   El día de hoy, 30 de septiembre – un día antes de que se cumpla el 75º aniversario del veredicto del Tribunal de Nuremberg contra doce de los principales dirigentes del Tercer Reich – daría inicio en Alemania el juicio en contra de Irmgard Furchner, de 96 años, exsecretaria del comandante del campo de concentración nazi de Stutthof, en la actual Polonia, Paul Werner Hoppe, entre junio de 1943 y abril de 1945, acusada de "complicidad de asesinato en más de 10 mil casos”
   Sin embargo el proceso fue aplazado para el próximo 19 de octubre, debido a que la mujer no se presentó a la audiencia y se desconocía su paradero tras haber huido en la mañana del asilo donde reside para evitar el juicio. Posteriormente la policía local informó haberla encontrado y detenido en base a una orden de aprehensión que se giró en su contra para evitar otra fuga y asegurar que se presente ante la justicia.
   La acusada, tenía en el momento de los hechos entre 18 y 19 años por lo que será juzgada por un tribunal especial para jóvenes en el norte del país.
   Respecto a las acusaciones y al juicio que enfrenta, la fiscalía informó que en dicho campo, cercano a la ciudad de Gdansk 65 mil prisioneros - judíos, partisanos polacos y prisioneros de guerra soviético - fueron asesinados sistemáticamente.
   Asimismo el abogado Christoph Rückel, quien desde hace años representa a sobrevivientes del Holocausto  señaló que ella administró el conjunto de la correspondencia del comandante del campo y escribió a máquina las órdenes de ejecución y de deportación de los prisioneros, por lo que los argumentos del abogado defensor Wolf Molkentin, quien asegura que su clienta ignoraba la suerte exacta que corrían los detenidos, “son infundados”.
   Por último, la historiadora Simone Erpel señaló que se trata de un juicio relevante ya que hasta la fecha han sido pocas las mujeres implicadas en los “horrores nazis” y su papel ha sido ignorado por la justicia durante demasiado tiempo, pero ahora, sin importar la demora, éstos juicios permiten "dar voz a las víctimas y a sus familias" dando a conocer los hechos.