LA MARCHA DEL MILLÓN: AUTO-AFIRMACIÓN O RACISMO

     1. El 16 de octubre de 1995 cientos de miles de hombres afro-americanos exclusivamente participaron en Washington en una manifestación convocada por Louis Farrakhan, controvertido líder de la Nación del Islam, con el propósito de protestar por el deterioro en sus condiciones de vida. A pesar de que esta marcha tenía como objeto reafirmar la solidaridad intra-grupal y reforzar los valores que le son propios, estuvo teñida de sentimientos racistas y de incitaciones al odio, especialmente en contra de los judíos. Para quienes participaron éste fue un momento de profunda reivindicación psicológica y emocional.

     En los últimos años esta comunidad ha desarrollado una auto-imagen sumamente devaluada. Esta percepción ha sido reforzada en forma parcial por los mismos hechos que dan cuenta de una calidad de vida inferior a la de otros grupos dentro de la sociedad norteamericana, a pesar de los esfuerzos que se han invertido para que las minorías étnicas reciban un trato preferencial. Tan sólo dos semanas después de que el jurado asignado al juicio de O.J.Simpson fallara a favor del exjugador de futbol americano, la Marcha del Millón -como llamara Farrakhan a esta concentración- confirmó que los conflictos inter-étnicos constituyen, sin duda, uno de los factores de mayor tensión en la realidad actual de ese país.

     2. Los orígenes de la Nación del Islam (NI) se remontan a principios de la década de los treinta cuando Elijah Poole, hijo de un pastor de Georgia, conoce al vendedor de seda Fard Muhammed quien predicaba el mensaje musulmán. En 1934 Muhammed desaparece y Poole, bajo el nombre de Elijah Muhammed, funda este movimiento convencido de que los negros nunca serían aceptados plenamente en una sociedad blanca y se aboca a fomentar el concepto de la auto-afirmación grupal. En 1956 Louis Farrakhan visita Chicago y por primera vez escucha un discurso de Muhammed lo que lo lleva a convertirse al Islam e integrarse a la NI como Louis X. Bajo la tutoría de Malcom X trabaja como ministro en un templo musulmán en Boston. Cuando en 1964 Malcom X deserta del movimiento, Louis es nombrado ministro del Templo 7 en Harlem. Elijah Muhammed muere en l975. Su hijo Wallace ocupa su lugar y abandona la doctrina exclusionista de su padre. Por tal motivo Farrakhan rompe con Wallace y decide revivir las enseñanzas separatistas de Muhammed.

     3. En años recientes el movimiento musulmán ha ido adquiriendo mayor importancia dentro de la comunidad afro-americana que se encuentra desilusionada ante su escasa movilidad social dentro de un entorno mayoritariamente blanco y cristiano. El liderazgo negro está dividido y carece de dirección y la figura carismática de Farrakhan funge como catalizadora de esta inconformidad. A la fecha la NI cuenta con cerca de 30,000 afiliados, decenas de miles de admiradores y mezquitas o templos en más de 120 ciudades.
     Diversos sectores de la comunidad afro-americana sostienen que a pesar de su radicalismo la NI fomenta una auto-imagen positiva denunciando el uso de drogas y alcohol así como el juego y el adulterio. Es un hecho que efectivamente cuenta con diversos programas de ayuda social pero dicha corriente contiene elementos nocivos al proponer la supremacía negra que parte de la idea de que la cultura africana es superior a todas las demás.

     4. En el contexto de la retórica anti-católica, anti-coreana y anti-blanca el antisemitismo ocupa un lugar central en la ideología de la NI. De hecho el libro La Relación Secreta entre Judíos y Negros -que ha sido denunciado por Henry Louis Gates, Jr., destacado intelectual afro-americano y profesor de Humanidades en la Universidad de Harvard, como la "biblia del nuevo antisemitismo"- acusa injustificadamente a los judíos de ser los principales responsables de la venta de esclavos y de haber explotado el movimiento de derechos civiles en Estados Unidos para satisfacer sus propios fines. Afirma, a la vez, que los negros han sido objeto de persecuciones a lo largo de la historia que sobrepasan la experiencia de los judíos durante el Tercer Reich.

     5. Farrakhan niega ser antisemita. Afirma que si palestinos e israelíes lograron sentarse a la misma mesa de negociaciones, negros y judíos pueden dialogar entre sí. Sin embargo en sus diatribas describe a los judíos como "chupasangres" y al judaísmo como una "religión sucia". Predica, a la vez, sobre la "tiranía de los comerciantes y terratenientes judíos".

     6. Una encuesta aplicada por Time/CNN a 502 ciudadanos blancos y 500 afro-americanos arrojó cifras que confirman la polarización de la población estadounidense en torno a la figura de Farrakhan. Un 48% de los blancos respondió que Farrakhan era fanático y racista, 43% no lo consideraron un hombre sincero y 52% afirmaron que no era un buen ejemplo para los jóvenes. Entre los encuestados afro-americanos 48% declararon que Farrakhan no era fanático y racista y 59% lo veían como un hombre sincero, un buen modelo a seguir.

     7. El antisemitismo de Farrakhan y de los militantes de la NI se expresa también con fuerza en los campus universitarios. En 1994 estudiantes de la Universidad Howard afiliados a dicho movimiento organizaron una conferencia sobre "El Holocausto Negro" con la participación de Khalid Abdul Muhhamad, (comisionado del NI quien abiertarnente ataca a los blancos, al Papa, a los homosexuales y particularmente a los judíos), del Dr. Leonard Jeffries Jr. (jefe del Depto. de Estudios Afro-Americanos del City College de la Universidad de Nueva York, quien convencido de la superioridad biológica de los negros en 1991 pronunció un discurso acusando a los cineastas judíos de discriminar a los negros) y de Tony Martin (miembro del Depto. de Estudios Afro-Americanos de la Universidad de Wellesley en Massachusetts, autor del libro The Jewish Onslaught: Despatches from the Wellesley Battlefront -La Embestida Judía: Despachos desde el Frente de Batalla de Wellesley- en donde relata la historia del supuesto control de los judíos sobre los negros). Ante la presencia de más de 2,000 personas la comparación entre la esclavitud y el Holocausto fue el punto de partida. Durante el evento vendieron los clásicos libros antisemitas así como cassettes con mensajes racistas.

     8. Durante décadas negros y judíos coincidieron en su lucha por los derechos civiles. Al morir Martin Luther King en 1963, algunos de los nuevos líderes afro-americanos propusieron la creación de una economía propia y de un poder político como base del cambio racial. Formularon soluciones separatistas y chauvinistas. Los blancos en general y los judíos, en particular, fueron identificados como el enemigo. Con el transcurso del tiempo los lazos se deterioraron significativamente. Las tensas relaciones entre negros y judíos ejemplifican uno de los dilemas que enfrenta el pueblo estadounidense. ¿Puede una sociedad que se preciaba de ser un crisol de culturas promover el respeto a las particularidades de grupo y, la vez, fomentar la cohesión nacional?