MILICIAS EN ESTADOS UNIDOS: LA CULTURA DEL ODIO

     El resurgimiento de la extrema derecha en el mundo ya ha alcanzado a la sociedad norteamericana. Desde hace varios años se ha dado una marcada proliferación de grupos de diverso corte ideológico que reivindican posturas exclusivistas, ultranacionalistas y racistas. En este contexto las milicias armadas, como aquella responsable del atentado perpetrado el 19 de abril de 1995 contra el edificio federal Alfred Murrah en Oklahoma City, que dejó un saldo de cientos de muertos y heridos, actúan desde hace varios años amparadas en la Segunda Enmienda de la Constitución de Estados Unidos. Sostienen que "una milicia bien reglamentada es necesaria para la seguridad de un Estado libre. El derecho del pueblo de tener y portar armas no deberá ser infringido".

     A pesar de que no tienen una estructura centralizada mantienen vínculos entre si y comparten información y material propagandístico. Para sus ideólogos, la Ley Brady -sobre la portación de armas- es parte de una conspiración gubernamental para desarmar y controlar al pueblo norteamericano. El Buró de Alcohol, Tabaco y Armas de Fuego e incluso las Naciones Unidas, entre otros, también son considerados adversarios.
     Obsesionados con la premisa de la supremacía blanca y practicantes del desprecio a las minorías étnicas, los integrantes de estos grupúsculos proponen como solución la resistencia paramilitar; esto es, la ciudadanía armada debe movilizarse y estar preparada para la guerra. Con tal objeto acumulan arsenales de alto poder, utilizan redes de comunicación sofisticadas y entrenan a sus militantes. La violencia y la intransigencia se han convertido en símbolo de estas milicias ciudadanas que a lo largo y ancho del país exponen su postura antigubernamental incitando a la violencia.
     Entre los activistas de estos grupos ultraderechistas se encuentran personas con historiales de fanatismo racial y religioso así como extremistas políticos que creen en la tesis neonazi de que "una fuerza sionista de ocupación pretende derrotar al gobierno para instalar un Nuevo Orden Mundial" El Ku Klux Klan, a su vez, se ha conectado con las milicias a través de la presencia de su exlíder Louis Beam, quien recorre el país predicando el odio y entrenando a grupos paramilitares para organizar acciones similares a la de Oklahoma y preparar una revolución armada para "imponer el poder blanco".

¿Quiénes son?
    
Un sondeo realizado en 1994 por la Liga de la Antidifamación de Estados Unidos arrojó datos sorprendentes. Se descubrió la presencia de estas organizaciones en gran parte de los estados de la Unión Americana. De hecho se calcula que actualmente activan en ese país alrededor de 50 milicias ciudadanas y que varias decenas de miles de hombres componen ese ejército clandestino de extremistas, racistas y ultraderechistas. Los principales centros de estos grupos se sitúan en los siguientes Estados:
     Arizona
    
La creación de milicias es un movimiento reciente en el Estado de Arizona. Entre sus principales promotores se encuentra David Espy, quien se autodefine como "capitán de la revolución norteamericana". En septiembre de 1994 Espy publicitó en la prensa estatal una reunión de la "Asociación de los Hijos de la Libertad y de la Milicia Voluntaria" con el objetivo de discutir planes de acción contra el gobierno federal. Destaca, a su vez, la presencia de los Arizona Patriots (Patriotas de Arizona) grupo especializado en atentados con explosivos, mismo que ha sido vinculado con la tragedia de Oklahoma.
     Colorado
    
Entre los movimientos más activos se encuentra el de los Patriots (Patriotas) que cuenta con representaciones en todo el Estado. Promueve la idea de que el gobierno ha traicionado al pueblo norteamericano y a su Constitución a través de nuevas legislaciones. Hace un llamado a los ciudadanos a participar en una acción política por medio de la formación de milicias y la acumulación de armas y alimentos. Publica un boletín y vende videos y cintas sobre "el nuevo orden mundial y los grupos comunistas patrocinados por Hillary Clinton". Otro de los grupúsculos activos es el GOAL (Guardianes de la Libertad Americana) cuyo líder Stewart Webb -con historial antisemita- promueve la idea de que existe una conspiración judía. Por su parte el movimiento The Constitutions (Las Constituciones) ha recibido apoyo de Charles Duke, representante del Estado de Colorado.
     Florida
    
Las milicias en Florida publican boletines antisemitas y advertencias sobre la conspiración gubernamental para abolir los derechos individuales. Tal es el caso de la Florida State Militia (Milicia del Estado de Florida) encabezada por Robert Pummer, conocido por sus actividades como traficante de drogas y asesinato en segundo grado. En su manual de entrenamiento Pummer explica como organizar las milicias y recomienda la adquisición de armas. Distribuyen, además, diversas publicaciones tradicionalmente hostiles a los judíos como The Spotlight, órgano del Liberty Lobby, una de las más poderosas y activas organizaciones antisemitas en el país; The Truth at Last ( La Verdad al Fin), un folleto que se manifiesta abiertamente en contra de los negros y los judíos; y Criminal Politics (Políticas Criminales), orientada a "denunciar la conspiración judía y sionista". Los reglamentos de las milicias indican que sus miembros deberán pasar un fin de semana al mes en actividades internas, a donde llevarán armas y municiones.
     Idaho
     Aryan Nations
(Naciones Arias) fue fundada en 1973 por el reverendo Richard Butler. Dicha organización de corte neonazi promueve el antisemitismo y pugna por el establecimiento de un estado racista. Cree en lo que denomina "identidad cristiana", según la cual la raza blanca es descendiente directa de Adán y los judíos son hijos de Satanás. Considera que el gobierno federal es un "gobierno sionista de ocupación". Activa también el grupo Almost Heaven (Casi el Cielo) que sostiene que los "blancos son los amos de la tierra".
     Indiana
    
La milicia American Justice Federation (Federación de Justicia Americana) funciona desde Indianapolis con el apoyo de la extremista Linda Thompson, abogada y presidente de dicha organización. Thompson promueve la actividad de las milicias a través de un programa de radio y la edición de libros, revistas y videos.
     Michigan
    
Las principales milicias activan en el norte del Estado. Sus voceros oficiales afirman que cuentan con más de 10,000 miembros. Están convencidos de que el gobierno pretende librar una guerra en contra de los ciudadanos que se nieguen a entregar sus armas. Afirman que las autoridades pretenden ceder la soberanía norteamericana a las Naciones Unidas y a otros cuerpos internacionales. El objetivo de estas milicias es "luchar contra la tiranía, la globalización, el relativismo moral, el humanismo y el Nuevo Orden Mundial que amenaza con socavar a Estados Unidos".
     Norman E. Olson, un ministro bautista y dueño de una tienda de venta de armamento en Alanso, es comandante de la 1º Brigada, 2º división de la Milicia Regional del Norte de Michigan. Cuando los residentes de la zona reportaron que los miembros de las milicias deambulaban con sus rifles en uniformes camuflageados y los rostros pintados, el consejo municipal prohibió el uso de armas de fuego. Olson niega que su milicia sea racista o antisemita. Inclusive argumenta que tiene antepasados judíos y que profesa admiración hacia Israel. Sin embargo su retórica ha sido abiertamente extremista.
     Montana
    
En dicho Estado las milicias comenzaron a formarse desde febrero de 1994. A pesar de que su discurso se centra en el control de armas, investigaciones realizadas demuestran que algunos de sus líderes también han participado en activades de grupos antisemitas y racistas. The Militia of Montana o MOM (La Milicia de Montana) es uno de los grupúsculos más extremistas. Está dirigido por los hermanos Trochmann -John, David y Randy- quienes durante años han estado involucrados en el movimiento de supremacía blanca. Algunos miembros del MOM circulan entre sí publicaciones neonazis que utilizan estereotipos racistas. Tal es el caso de la "novela" Semillas de Mujer -que para muchos es en realidad un manual de organización- que detalla cómo varios jóvenes nazis son explotados por el pueblo norteamericano.
     New Hampshire
    
La legislación del Estado alienta el que todos los ciudadanos mayores de 18 años que no pertenezcan a la guardia nacional o estatal se integren a "milicias no organizadas". New Hampshire es el hogar de Constitution Defense Militia (Milicia de Defensa a la Constitución) grupo que se opone al control de armas, a las Naciones Unidas y al gobierno federal.
     Virgina
    
Destaca la presencia de National Aliance (Alianza Nacional), milicia dirigida por William L. Pierce, autor del libro The Turner Diaries (Los Diarios Turner), texto que apela a la violencia contra el gobierno federal, los judíos, negros e inmigrantes y que es considerado como la biblia de los grupos terroristas. En éste relata cómo construir una poderosa bomba casera y cómo hacerla estallar frente a un edificio gubernamental. Hay quienes consideran que este libro -del que se han vendido más de 200,000 ejemplares- sirvió de manual de organización a Timothy McVeigh, uno de los cabecillas del atentado de Oklahoma.
     Este último y la serie de incidentes racistas perpetrados en Estados Unidos nos permiten comprobar, una vez más, que las palabras tienen un efecto real y que sirven como preámbulo a acciones violentas, especialmente en momentos de crisis de toda índole. Amparados en los excesos de la democracia, ejemplificados en la Primera y Segunda Enmiendas de la Constitución de Estados Unidos, grupúsculos ultraderechistas y neonazis promueven la destrucción del "American Way of Life" y del ideal de una nación libre, plural y tolerante.

BIBLIOGRAFÍA

Armed and Dangerous: Militias Take Aim at the Federal Government Anti-Defamation League, USA, 1994

Enemies of the State Time, Mayo 8, 1995

Nazis Made in USA Cambio 16 Grupo 16 FIPP, España, 1995