NEGACIÓN PALESTINA A LOS DERECHOS RELIGIOSOS DE JUDÍOS Y CRISTIANOS

     Desde septiembre del 2000, la atención de la opinión pública mundial sobre Medio Oriente se ha centrado en la violencia generada por el conflicto palestino-israelí. Sin embargo, existe una problemática colateral que en muchas ocasiones es ignorada, tal es el caso de la intolerancia religiosa y la falta de respeto de la Autoridad Nacional Palestina (ANP) hacia los sitios sagrados de los judíos y cristianos.

EL PERFIL POLÍTICO DE ABU MAZEN

     El 19 de marzo del 2003, de acuerdo con las modificaciones a La Ley Básica de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, mejor conocido como Abu Mazen fue electo Primer Ministro. Político moderado y pragmático, considerado el líder más importante después de Yasser Arafat, fue uno de los principales propulsores del diálogo con la izquierda israelí y otros movimientos pacifistas en la década de 1970. El 29 de abril asumió su cargo ante la expectativa de la comunidad internacional que lo consideran un interlocutor válido en el complejo proceso de paz entre los palestinos e israelíes.

¿Quién es Abu Mazen?

LOS OTROS REFUGIADOS: LOS JUDÍOS DE PAÍSES ÁRABES

     El conflicto árabe-israelí involucra muchos asuntos problemáticos y ásperos. Quizá el que más resalta entre ellos es el llamado ‘derecho de los palestinos al retorno’. En los últimos años los países árabes han impulsado este tema para ponerlo en primer plano; como resultado tal ‘derecho’ es considerado como consabido no solamente entre los árabes sino también por muchos funcionarios de las Naciones Unidas y sus Estados miembros.
     En toda esta discusión sobre los refugiados palestinos han quedado olvidados alrededor de 900,000 refugiados: los judíos que tuvieron que huir de los países árabes y de algunos estados musulmanes, quienes en su mayoría fueron absorbidos por Israel.

EL ACUERDO DE GINEBRA

     Un grupo de políticos e intelectuales israelíes y palestinos elaboraron, a título personal, una nueva iniciativa de paz. El Acuerdo de Ginebra, llamado así por el apoyo financiero recibido de Suiza, es producto de casi tres años de difíciles encuentros entre las partes en los cuales se trató de recoger los éxitos y fracasos de negociaciones anteriores, desde Camp David (julio de 2000) hasta Taba (enero de 2001). A pesar de no ser un documento oficial, este plan representa una nueva alternativa para la paz.

EVACUACIÓN DE GAZA: PASO EN LA DIRECCIÓN CORRECTA Esther Shabot *

     Tras largos meses de espera y con una fuerte tensión acumulada, la salida israelí de la Franja de Gaza se llevó a cabo a partir del 15 de agosto de 2005. Fueron desmantelados en diversos operativos, 21 asentamientos judíos en esa zona y cuatro más en el norte de Cisjordania. Una proporción significativa de colonos salió por su propia voluntad en las semanas anteriores luego de acordar con el gobierno israelí pagos de indemnizaciones y planes de reubicación dentro de Israel. No obstante, decenas de miles de soldados y policías tuvieron que obligar a abandonar sus propiedades a quienes pretendieron resistir la orden de evacuación.

EL CONFLICTO INTRAPALESTINO: HAMAS VS. AL FATAH

     La batalla que enfrentan Hamas y Al Fatah – el islam radical y el nacionalismo – es, sin duda, uno de los mayores conflictos de la historia palestina. Las imágenes de los brutales enfrentamientos desatados en Gaza han conmocionado a una población curtida en el sufrimiento. Gaza y Cisjordania son hoy dos feudos enfrentados.

LA MUJER EN LOS PAÍSES ÁRABES

     Pese a los esfuerzos internacionales, la desigualdad de géneros en los países árabes continúa siendo vigente. Además de padecer maltrato físico y psicológico, la mujer árabe se enfrenta a la discriminación en los sistemas jurídico, político y social.
     Según Naciones Unidas, la utilización de las capacidades de las mujeres árabes mediante la participación económica y política sigue siendo la más baja del mundo en términos cuantitativos. La participación femenina representa sólo el 34 por ciento de la masculina, un porcentaje que se eleva hasta 67 para el resto del mundo.

LA DECLARACIÓN UNIVERSAL DE LOS DERECHOS HUMANOS: UNA PERSPECTIVA JUDÍA

     La historia del hombre ha estado salpicada de episodios dramáticos en donde los derechos humanos de individuos y pueblos enteros son y han sido transgredidos sistemáticamente hasta nuestros días. Quizás uno de los grupos que se han caracterizado por haber visto sus más elementales prerrogativas conculcadas a lo largo de toda su existencia es el pueblo judío. Diversidad de factores han incidido para que en casi todas las latitudes y en todos los tiempos se haya legislado en contra de esta minoría, que ha sido víctima de la discriminación y de la marginación.
     A pesar de que con los movimientos liberales de los últimos siglos se intentó restaurar a los judíos tanto sus derechos individuales como colectivos, las primeras décadas del Siglo XX evidenciaron lo que casi dos milenios de intolerancia fueron capaces de concebir, la bestia nazi que llevó a cabo en forma fría y calculada el genocidio de la tercera parte del pueblo judío.

NOSTRA AETATE: CONVIVENCIA ENTRE JUDÍOS Y CRISTIANOS

     En el curso de casi dos milenios las relaciones judeo-cristianas han estado caracterizadas por la ambivalencia. Así, por un lado han prevalecido las confrontaciones teológicas, las diferencias en concepciones religiosas, los prejuicios y las persecuciones, mismas que dejaron una marca indeleble en la memoria de ambas comunidades.
     Sin embargo, en los últimos años y a raíz de la Declaración Nostra Aetate publicada el 28 de octubre de 1965, los contactos sufren una transformación radical. En efecto, el principio medular que emana de dicho documento consiste en el "respeto para otro, tal como es, sobre todo por su fe y sus convicciones religiosas", actitud que contrasta con el marcado antagonismo de antaño.
     Resulta imperativo realizar un recuento de la evolución de este diálogo, así como del estado actual que guardan las relaciones judeo-cristianas, especialmente porque hoy en día la distensión y la reconciliación permean las diferentes modalidades de convivencia en el mundo.

ISRAEL Y EL VATICANO

     Las relaciones diplomáticas representan comúnmente el respeto reciproco entre dos entidades. En el caso particular de Israel y el Vaticano la historia para alcanzar esas relaciones ha sido compleja ya que en ella se entrelazan aspectos religiosos, históricos, culturales y políticos.

NUESTROS HERMANOS MAYORES: LA DOCTRINA CATÓLICA SOBRE LAS RELACIONES JUDEOCRISTIANAS DESDE EL CONCILIO VATICANO II Mtro. Carlos Lepe Pineda*

I. Nuestros hermanos mayores
    
En la visita que el Papa Juan Pablo II realizó a la Sinagoga de Roma el 13 de abril de 1986, pronunció un memorable discurso sobre las relaciones judeocristianas. En este acuñó una expresión que viene a ser un ícono del aprecio que los cristianos han de tener por la comunidad judía: la expresión es “Sois nuestros hermanos predilectos, y en cierto modo podría decirse nuestros hermanos mayores” (1).
     La relación entre el judaísmo y el cristianismo no es la relación entre dos religiones extrañas que se encuentran en su devenir histórico. Al contrario, el cristianismo reconoce desde su origen, y de manera particularmente explícita desde el Concilio Vaticano II, su filiación, su relación, su íntimo nexo con el judaísmo, como de quien ha recibido a Jesús, como de quien ha heredado la Sagrada Escritura, como el pueblo de la promesa que se ha realizado en Cristo.
     La afirmación de Juan Pablo II está animada por una tesis teológica que es necesario explicitar, con el fin de entender mejor los motivos y el contexto en el que los cristianos nos planteamos la relación con el pueblo judío.

JUAN PABLO II Y EL JUDAÍSMO

     Las relaciones entre la Iglesia católica y el judaísmo han tenido ciertas dificultades a través de la historia. Sin embargo, superando las barreras del prejuicio y sin negar los dolorosos desencuentros, la reconciliación a través del diálogo entre las dos religiones ha sido posible en los últimos años. Partiendo del vínculo espiritual que los une y sin negar sus diferencias, las relaciones entre judíos y cristianos han sido puestas en una nueva base sólida desde donde se podrá construir un futuro prometedor.
     Sin lugar a dudas, la figura del Papa Juan Pablo II tiene un carácter muy especial para el pueblo judío y será recordado como un hombre de paz que consideró el diálogo judeo-cristiano como una prioridad en su Pontificado. Desde que entró en escena el 16 de octubre de 1978, demostró su profunda convicción de establecer vínculos con el judaísmo mundial.

JUAN XXIII Y JUAN PABLO II: DOS SANTOS CATÓLICOS Y LOS JUDÍOS Noam Marans*

    Es una coincidencia conmovedora que los Papas Juan XXIII y Juan Pablo II fueron canonizados como santos católicos en la víspera de Yom Hashoá, el día internacional de recordación del Holocausto observado en Israel y por los judíos de todo el mundo.
     Las narrativas personales de estos dos Papas son inseparables del Holocausto y sus reacciones ante el genocidio sistemático de los judíos han jugado un papel fundamental en la revolución de las relaciones entre católicos y judíos durante la última mitad del siglo XX.

LIBELOS ANTISEMITAS: ASESINATO RITUAL

     En el mes de marzo se conmemora una fecha dolorosa dentro de la historiografía judía: el primer cargo formal de asesinato ritual adjudicado a los judíos, el cual devendría en uno de los estereotipos antisemitas más irracionales y al mismo tiempo más arraigados en la conciencia colectiva.
     La acusación de homicidio cometido con fines mágicos o maléficos es propia de todos los países y de todas las latitudes.

¿A MAYOR EDUCACIÓN, MENOR ANTISEMITISMO?

     El mundo ha sido testigo del resurgimiento del antisemitismo a gran escala. La apertura en los países comunistas, la reunificación de las dos Alemanias y el renacimiento de un nacionalismo exacerbado ha propiciado que ciertos sectores antagónicos a la existencia de minorías étnicas y religiosas en el seno de las sociedades europeas, cobren fuerza. Por ende, cientistas sociales en diversas latitudes han retomado la temática del antisemitismo y del racismo en general, en un afán de explicar las causas que impulsan su desarrollo y sus manifestaciones en los tiempos actuales.

ANTISEMITISMO Y LEGISLACIÓN ANTIRACISTA

     Poco después de finalizada la segunda guerra mundial la sociedad de naciones tomó cabal conciencia de las nefastas consecuencias del racismo que se practicó en la Europa ocupada y que condujo al asesinato sistemático de millones de seres humanos. Ante el acopio de información sobre el genocidio nazi había que encontrar la manera de evitar el resurgimiento del fenómeno racista e institucionalizar medidas concretas para prevenir y suprimir la discriminación.
     Dicha concientización, aunada a los incidentes antisemitas de fines de los años 50 en Europa -la llamada epidemia de las swástikas-, la sensibilidad del Tercer Mundo en relación al racismo y a la discriminación y la lucha por la igualdad civil en ciertas sociedades como la norteamericana, contribuyó en gran medida al desarrollo de una legislación que reflejara la preocupación generalizada por estos flagelos. Como resultado, el 12 de diciembre de 1960 la Asamblea General de las Naciones Unidas adoptó la Resolución 1510 que condena todas las manifestaciones y prácticas de odio racial, religioso y nacional y las considera como violaciones a la Carta de las N.U. y a la Declaración de los Derechos Humanos. Posteriormente, en noviembre de 1963, se promulgó la Declaración sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación Racial. El texto final se elaboró en 1965 y fue aprobado por unanimidad por los 106 países votantes.

MILICIAS EN ESTADOS UNIDOS: LA CULTURA DEL ODIO

     El resurgimiento de la extrema derecha en el mundo ya ha alcanzado a la sociedad norteamericana. Desde hace varios años se ha dado una marcada proliferación de grupos de diverso corte ideológico que reivindican posturas exclusivistas, ultranacionalistas y racistas. En este contexto las milicias armadas, como aquella responsable del atentado perpetrado el 19 de abril de 1995 contra el edificio federal Alfred Murrah en Oklahoma City, que dejó un saldo de cientos de muertos y heridos, actúan desde hace varios años amparadas en la Segunda Enmienda de la Constitución de Estados Unidos. Sostienen que "una milicia bien reglamentada es necesaria para la seguridad de un Estado libre. El derecho del pueblo de tener y portar armas no deberá ser infringido".

LA MARCHA DEL MILLÓN: AUTO-AFIRMACIÓN O RACISMO

     1. El 16 de octubre de 1995 cientos de miles de hombres afro-americanos exclusivamente participaron en Washington en una manifestación convocada por Louis Farrakhan, controvertido líder de la Nación del Islam, con el propósito de protestar por el deterioro en sus condiciones de vida. A pesar de que esta marcha tenía como objeto reafirmar la solidaridad intra-grupal y reforzar los valores que le son propios, estuvo teñida de sentimientos racistas y de incitaciones al odio, especialmente en contra de los judíos. Para quienes participaron éste fue un momento de profunda reivindicación psicológica y emocional.

JUSTICIA A MUSORSKY Sergio Berlioz *

EL SONIDO NO PUEDE SER ANTISEMITA
    
Cuando definimos que algo es antisemita partimos de dos representaciones: una literaria y otra simbólica. La primera va desde panfletos hasta novelas elaboradas y la segunda desde grafitti a obras de gran formato en la plástica.
     Si hablamos de música antisemita el problema se complica, ya que en más del 90 por ciento de los casos el "antisemitismo" se explica con razones extra musicales, la mayoría de las veces de orden literario o anecdótico y sin estas explicaciones uno podía escuchar la obra en razón y no saber de su carga negativa sin esas palabras.

RACISMO: UNA PERSPECTIVA PSICO-SOCIOLÓGICA

     La justificación para jerarquizar grupos humanos de acuerdo a su “ capacidad genética diferenciada”, su “desarrollo cultural” o su “valor innato” ha variado a lo largo de los años de acuerdo al pensamiento dominante en la historia occidental. A partir de mediados del siglo XIX cobraron fuerza las tendencias que recalcaban las características reales o presuntas de una raza y que defendían la utilización de éstas como base para un comportamiento grupal o intergrupal. Dichas corrientes coincidieron con el establecimiento de la ciencia moderna como árbitro de la verdad y sirvieron de justificación intelectual para el expansionismo imperial fundamentado en la idea de “selección natural” de Herbert Spencer y Charles Darwin.
     Las teorías racistas se basan en diversas suposiciones para justificar sus hipótesis y parten de una base biológica que explica la inferioridad racial.

LIBERTAD Y TOLERANCIA RELIGIOSA EN MÉXICO EL CASO DE LA COMUNIDAD JUDÍA Mtra. Liz Hamui de Halabe

     La experiencia judía en México, está ligada al desarrollo social y cultural del Estado mexicano durante el siglo XX. Las relaciones entre la mayoría y las minorías, están mediadas por proyectos ideológicos y acontecimientos históricos que van moldeando el perfil tanto de la mayoría como de las minorías. Uno de los principios básicos que permite la existencia de grupos distintos en el seno de una sociedad nacional es la tolerancia. Dicho concepto surge con las sociedades republicanas y democráticas que aceptan la pluralidad ideológica -en términos políticos, religiosos, culturales- de los individuos que componen una nación. No obstante, el modelo moderno surgido en la Europa decimonónica y exportado a otras latitudes geográficas como el más adelantado, tiene en el centro de su propuesta al individuo, es decir al ciudadano como ente político.

LA CONFERENCIA MUNDIAL DE DURBAN: UN FORO PARA EL ANTISEMITISMO

Antecedentes
    
En 1997 la Organización de las Naciones Unidas (ONU) eligió a la ciudad de Durban, Sudáfrica como el escenario para la celebración de la Conferencia Mundial en contra del Racismo, la Discriminación Racial, la Xenofobia y las Formas Conexas de Intolerancia (WCAR por sus siglas en inglés) cuyo objetivo era el examinar a profundidad los problemas y causas del racismo, así como elaborar un plan de acción concreto para combatir sus efectos.
     A lo largo de cuatro años se hicieron los preparativos de lo que se esperaba sería la Conferencia más importante en contra de las diversas formas de discriminación a nivel mundial. La Organización de las Naciones Unidas, así como miles de Organizaciones No Gubernamentales (ONG’s), tenían cifradas sus esperanzas en que esta Cumbre, la primera en importancia del siglo XXI, marcaría el inicio de una nueva convivencia de la humanidad, reconociendo los errores del pasado y preparando el camino para el futuro.
     Qué lejos estaban de imaginar que esta Conferencia sería prácticamente “secuestrada” por los países árabes, musulmanes y algunos asiáticos con el fin de politizarla y desacreditarla, especialmente en los temas que ellos han rehuido enfrentar sistemáticamente en materia de violación de Derechos Humanos y convertirla en una arena en contra del Estado de Israel, del sionismo, en particular y de los judíos en el mundo, con los ataques antisemitas más virulentos probablemente desde la Segunda Guerra Mundial y dignos de haber sido avalados por figuras tan perversas como Himmler, Goebbels y el mismo Hitler.