De la Mano con mi Hermano. Elías Achar*

   México es un país que enfrenta graves rezagos sociales, que afectan a sectores importantes de la población en todo el territorio nacional. La desnutrición, el analfabetismo, el desempleo y la falta de vivienda digna y segura son, entre otros, algunos de los problemas más señalados que no permiten alcanzar un desarrollo más equitativo para el país.
   Es evidente que la profundidad y variedad de nuestros problemas sociales requiere de la participación de toda la sociedad para poder resolverlos.
   En este contexto, la Comunidad Judía de México se ha distinguido no sólo por participar en los más diversos proyectos sociales, tendientes a mejorar la calidad de vida de los sectores menos favorecidos, sino que además se ha preocupado por encabezar proyectos de promoción del desarrollo integral, a los que ha sumado a los más diversos grupos de la sociedad mexicana.

   Dentro del sistema moral judío y de su estructura religiosa, la ayuda al prójimo es considerada como uno de los rasgos más importantes. Las leyes judías consideran que recae sobre toda la comunidad y, sobre cada individuo en particular la responsabilidad de ayudar al necesitado.
   Es en esta línea que la Comunidad Judía de México cuenta con una diversa red de instituciones que trabaja activamente en beneficio de los sectores necesitados de nuestro país. La asistencia social practicada por estos grupos se incorpora a proyectos más estructurados que responden a imperativos dentro de la agenda nacional y que son atendidos por el voluntariado de todo el país, contribuyendo así en la construcción de un proyecto nacional conjunto.
   Con el propósito de fomentar una cultura de ayuda y solidaridad el Comité Central de la Comunidad Judía de México y Tribuna Israelita, con el apoyo de Procultura del Centro Deportivo Israelita, publican el libro “De la mano con mi hermano” en el que se reseña la labor de 55 de las más destacadas fundaciones de asistencia creadas o lideradas por integrantes de la Comunidad Judía.
   Las áreas en las que aportan estas fundaciones van desde asistencia alimentaria, infantil, a la mujer, a la educación, a la inclusión, a la salud, a la vivienda, a la ayuda humanitaria y el desarrollo económico.
   Y por mencionar solo algunos datos de los logros de dichas instituciones: más de 774,000 personas han recibido ayuda en casos de desastres naturales, se han entregado más de 70,000 viviendas, se han realizado miles de cirugías reconstructivas, se ha apoyado a decenas de miles de estudiantes y se han generado miles de empleos, entre otros.
   Esta publicación es fruto del trabajo de Orly Cohen Sacal y Loren Michan Chómer, quienes con pasión y convencidas de la importancia de los logros de las fundaciones realizaron una exhaustiva investigación.
   El diseño y corrección de estilo estuvo a cargo de Adriana Sánchez Mejorada y la impresión fue realizada en los talleres de Litoprocess S.A., gracias al apoyo de Freddy Charabati. Nuestro profundo agradecimiento a todo este equipo.
   Nuestro agradecimiento a Esther Massry por su creación de la página de internet que permitirá actualizar la información de éstas y muchas otras fundaciones, a Alberto Romano por la coordinación general del proyecto, al Ejecutivo y al staff de Tribuna Israelita por su apoyo y, muy especialmente, a quienes con su generoso donativo hicieron posible esta publicación.
   Nada de esto hubiera sido posible sin el trabajo de todas las fundaciones, que con su invaluable labor ayudan a mejorar la calidad de vida de los sectores menos favorecidos. Que Dios recompense sus acciones con bendiciones.
   Esperamos que sus proyectos sean ejemplo y se repliquen en todo México para fomentar un país más justo y equitativo.
   Muchas gracias a todos.

*Elías Achar es Presidente de Tribuna Israelia
**Palabras pronunciadas en la Presentación del libro “De la Mano con Mi Hermano”. 22 de mayo, 2019