CENTRO DE DOCUMENTACIÓN E INVESTIGACIÓN JUDÍO DE MÉXICO. Alicia Gojman de Backal

     Por primera vez desde que se fundaron nuestras instituciones en México, podemos hablar de una sola comunidad judía. Gracias al esfuerzo de varias personas de todos los sectores de nuestra comunidad, se ha logrado abrir un Centro de Información e Investigación, que dará cuenta de nuestros días de labores y trabajos para adaptarnos a este gran país que acogió a nuestros padres y abuelos desde fines del siglo XIX.

CADENA: LLEVANDO AYUDA Y ESPERANZA A NEPAL. Benjamín Laniado*

Cd. de México. Martes 28 de abril, 2015.
   Una vez más, nos encontramos abordando un avión para cruzar el mundo. En esta ocasión, somos siete voluntarios; siete personas que parten a Katmandú con la esperanza de poder salvar aunque sea una sola vida, de ayudar a mejorar las condiciones de muchos, de hacer lo que debamos, haciendo todo lo que podamos.
   Esta vez, como siempre que partimos hacia alguna zona de desastre, nos encontramos con gente que, al observarnos cargar equipo y suministros, nos pregunta: “Pero, ¿por qué van?”.
   En esta ocasión, como en otras, compartí tres respuestas: “yo voy, porque me empuja mi propio ser; voy, porque me motiva mi ser judío; y voy, porque me impulsa mi ser mexicano”.

Palabras del Presidente del Comité Central de la Comunidad Judía de México, Salomón Achar, durante la comida con el Presidente Peña Nieto. 20 de febrero, 2015

Sr. Presidente de la República, Lic. Enrique Peña Nieto
Señores integrantes del Gabinete
Respetables funcionarios que nos acompañan
Excelentísima Embajadora de Israel en México, Ródica Radián-Gordon
Presidentes y Dirigentes de comunidades e instituciones de la Comunidad Judía de México
Amigos de los medios de comunicación

Señoras y señores:

Sean todos ustedes bienvenidos a este evento en que la Comunidad Judía de México se congratula en recibir al Sr. Presidente Enrique Peña Nieto, así como a destacados funcionarios públicos que nos hacen el honor de acompañarnos esta tarde.

Borrador de mis memorias (II). Jacobo Zabludovsky*

    Pertenezco a una familia que se habría extinguido por completo, si mi padre no hubiera emigrado a México en 1926, cuando las autoridades polacas endurecieron su política antisemita.
    Mis antepasados provenían de Zabludowe, una aldea situada en la actual frontera entre Rusia y Polonia. Hacia 1889 la familia ya no residía ahí, sino en Mijalove, un pueblo vecino donde nació mi padre, David Zabludovsky. Tenía diez años cuando los Zabludovsky se mudaron a Bialystok, la ciudad más grande de esa provincia, donde la comunidad judía era el núcleo mayoritario de la población.

Borrador de mis memorias (I). Jacobo Zabludovsky*

   Desde hace unos días, la revelación casi súbita de que llevo 72 años dedicado a descifrar mi oficio me hizo buscar en los archivos de la memoria recuerdos de 1943, cuando empecé a trabajar.
   Carezco de la magia que convirtió a un soldado español llamado Bernal Díaz del Castillo en el narrador más preciso de la Conquista. A los 19 años llegó de Europa a lo que hoy es Guatemala, sembró algunas semillas de naranja, se reunió con la tropa de Hernán Cortés y empezó a guardar para siempre los datos de la verdadera historia que escribió después de los 90.
   No tengo esa facultad ni la pluma fácil y seductora de Bernal Díaz. Por eso, regresar a lo hecho durante más de 70 años me ha exigido un esfuerzo especial. Rescato como de un archivo desordenado y destartalado ciertas imágenes y algunos sentimientos decisivos en mi vida.

TODÁ RABÁ, YISRAEL Sergio Vela *

A Jennie y David Serur

Señoras y señores, muy buenas tardes.
            Para comenzar, diré la hermosa palabra “gracias”. Gracias de todo corazón al Instituto Cultural México-Israel y a sus muy queridos directivos por la doble distinción que he recibido: por una parte, me es otorgado un reconocimiento que mucho me honra y, por otra, he sido elegido para actuar como portavoz de quienes, con más méritos que yo, son igualmente premiados en esta ocasión.

LA VIDA JUDÍA EN ALEMANIA. Renée Dayán-Shabot*

     Durante el mes de junio del 2014 tuve la oportunidad de visitar Berlín y Frankfurt como parte de un grupo invitado por el Ministerio de Relaciones Exteriores germano para conocer la “Vida judía en Alemania”. La diversidad del grupo –integrado por 16 personas, judíos y no judíos- de Argentina, Australia, Bielorrusia, Canadá, Chile, El Salvador, Eslovenia, Estados Unidos, Gran Bretaña, Kosovo, República Dominicana, Polonia, Ucrania, Uzbekistán y México, añadió un elemento enriquecedor a esta interesante experiencia.

Un nuevo reto para la educación en México Dra. Frida Staropolsky-Shwartz y Mtra. Raquel Edelson

   El reconocimiento de validez oficial (REVOE) que le ha otorgado la Secretaría de Educación Pública al currículo en judaica en el nivel medio superior, representa un evento - que si bien fue una aspiración desde la creación de las primeras escuelas- no tiene precedentes en la historia de la comunidad judía de México.
   Su inserción en el Programa de Bachillerato General de la Dirección General del Bachillerato (DGB), implica la creación de un nuevo paradigma de interculturalidad y multiculturalidad educativa, conceptos que apuntan a la diferencia y a la interacción de diversas culturas en el espacio nacional, favoreciendo de esta manera, la convivencia, el reconocimiento y el respeto entre las mismas, como una forma de integración, sin pretender la asimilación de grupos minoritarios.

MEMORIA DEL MUNDO: RECONOCIMIENTO UNESCO AL CENTRO DE DOCUMENTACIÓN E INVESTIGACIÓN DE LA COMUNIDAD ASHKENAZÍ DE MÉXICO

   El Centro de Documentación e Investigación de la Comunidad Ashkenazí de México (CDICA) fue reconocido por la UNESCO para formar parte de la “Memoria del Mundo”. Este programa fue establecido en 1992 con el objetivo de proteger y promover el patrimonio documental del mundo, a través de la preservación y el acceso a los documentos que lo conforman.
   El reconocimiento se otorga a aquellas instituciones que cuentan en su acervo con documentos, libros, periódicos, música, historia oral y otros, cuyo valor es considerado único e irrepetible y, por ende debe ser resguardado para las futuras generaciones.

VOLUNTARIADO FEMENINO JUDEO-MEXICANO

“Nunca faltarán pobres en la tierra, por lo cual te ordeno que abras firmemente tu mano a tu hermano y todo menesteroso que viva en tu tierra”  (Deuteronomio: 15-11)

   La Comunidad Judía de México cuenta con una amplia red de instituciones femeninas que trabaja activamente en beneficio de los sectores más necesitados de nuestro país. Las organizaciones de mujeres judeo-mexicanas colaboran con diversas instancias nacionales que buscan mejorar el nivel de vida de la población y ofrecer la posibilidad de desarrollo a nivel individual y grupal. Se dedican a la enseñanza en las áreas de educación y salud a personas de bajos recursos. El trabajo que desempeñan, con responsabilidad, dinamismo y entusiasmo, se puede dividir en dos grandes rubros: ayuda económica y voluntariado humano.

LA COMUNIDAD ISRAELITA DE MONTERREY Ana Portnoy de Berner

   La evidencia más remota de la presencia judía en México data del siglo XVI, a través de los procesos que el Santo Oficio llevó a cabo en contra de individuos acusados de llevar a cabo prácticas de la proscrita religión de Moisés. Éstos eran criptojudíos, descendientes de judíos que habían sido forzados al bautismo ya fuera para salvar sus vidas o para permanecer en España ante la intolerancia y persecución religiosa del siglo XV y que habían llegado al Nuevo Mundo con la intención de conservar secretamente su fe judaica lejos de la Inquisición española. Sin embargo, como cristianos bautizados, por sus prácticas judaicas, su persistencia en conservar ritos y creencias y su rechazo a la nueva fe fueron considerados herejes y contra ellos se estableció en México el Tribunal del Santo Oficio en 1526 y la Inquisición en 1571.

RASGANDO EL TIEMPO. LOS JUDÍOS, EXTRAÑOS EN LA CASA

   Dejar el propio país es un acto de tristeza. Aunque el futuro parezca prometedor, aunque el pasado haya sido ingrato, aunque sean muchas las ilusiones que guíen los pasos del emigrante, su imagen es la de un hombre —o una mujer— que sufre una ruptura, una separación radical. El emigrante cruza una frontera por cuestiones de supervivencia, huyendo de la persecución o del hambre, del hostigamiento o de un futuro sin futuro.
   Llega a otro país, sin saber si es su destino final. Se encuentra con otro idioma, o por lo menos con otras costumbres, otra manera de nombrar el mundo, otras formas de verlo. Intenta adaptarse. No es fácil.

LA MEMORIA RESCATADA, LA IZQUIERDA JUDÍA EN MÉXICO: FRAIWELT Y LA LIGA POPULAR ISRAELITA

   La historia de la Liga Popular Israelita así como la fundación del periódico Fraiwelt (Mundo Libre) como su órgano de expresión eran, hasta la publicación del libro La Memoria Rescatada, La izquierda judía en México: Fraiwelt y la Liga Popular Israelita de la Maestra Natalia Gurvich Peretzman, dos aspectos de la comunidad judía de México poco conocidos y estudiados.
   Con su aparición, la Liga logró construir un frente común de la comunidad ashkenazí (procedente de Europa oriental) donde diversas tendencias políticas e ideológicas hasta entonces antagónicas, lograron convivir y colaborar conjuntamente en aras de la solidaridad con la lucha de la Unión Soviética frente al nazismo.

TEXTOS PARA EL DIÁLOGO JUDEOCRISTIANO

"Como Obispo de Roma y Sucesor del Apóstol Pedro, aseguro al pueblo judío que la Iglesia Católica, motivada por la ley evangélica de la verdad y el amor, y no por consideraciones políticas, se siente profundamente afligida por el odio, los actos de persecución y las manifestaciones de antisemitismo dirigidos contra los judíos por cristianos en todos los tiempos y lugares".
Palabras del Papa Juan Pablo II durante su visita al Mausoleo de Yad Vashem, en Jerusalem en marzo del 2000

MÉXICO FRENTE A LA INMIGRACIÓN DE REFUGIADOS JUDÍOS 1934-1940 Esther Shabot

   Posiblemente uno de los requisitos imprescindibles para el historiador que pretende hacer una aportación real al conocimiento de una época, un proceso o situación determinada, sea el cuestionamiento de los lugares comunes, de las versiones oficiales, de todo aquello que ha sido presentado en forma monolítica, unívoca y sin matizar con objeto de imponer un dictamen final que concuerde con lo que se quiere que sea y no con lo que efectivamente ha sido.

FORO REGIONAL DE MÉXICO Y CENTROAMÉRICA SOBRE RACISMO DISCRIMINACIÓN E INTOLERANCIA

   Con el fin de analizar los factores políticos, históricos, económicos, sociales y culturales que conducen al racismo, la discriminación racial, la xenofobia, el antisemitismo y las formas de intolerancia, la Academia Mexicana de Derechos Humanos (AMDH), Tribuna Israelita, el Instituto Interamericano de Derechos Humanos, y el Congreso Nacional Indigenista, organizaron el "Foro Regional de México y Centroamérica sobre Racismo, Discriminación e Intolerancia" que se llevó a cabo los días 9 y 10 de noviembre del 2000 en el Palacio de Minería de la Ciudad de México.

JORNADAS CONTRA EL RACISMO: UN DISUASIVO CONTRA LA INTOLERANCIA

   Dentro de los permanentes esfuerzos desplegados en nuestro país a favor de los derechos humanos, distintas organizaciones nacionales así como instancias académicas convocaron a las Jornadas contra el Racismo, programa multidisciplinario que se llevó a cabo del 18 de septiembre al 8 de octubre de 1995. El coauspicio de la Secretaría de Educación Pública, la Comisión Nacional de Derechos Humanos, la Universidad Nacional Autónoma de México, El Colegio de México, la Academia Mexicana de Derechos Humanos, la Universidad Iberoamericana, Tribuna Israelita y la Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos se dio en el marco del 50° aniversario de la liberación de Auschwitz y del Año de la Tolerancia.

SE OTORGA EL REGISTRO A LA RELIGIÓN JUDÍA DE MÉXICO

   En cumplimiento de la Ley de Asociaciones Religiosas y Culto Publico el 22 de junio de 1993 el secretario de Gobernación, Patrocinio González Garrido, entregó el certificado constitutivo como Asociación Religiosa a la religión judía de México. En el acto estuvieron presentes los representantes oficiales de la Comunidad Bet-El, la Sociedad de Beneficiencia Alianza Monte Sinaí, Maguen David, la Comunidad Ashkenazí de México, la Comunidad Sefaradí, Beth Israel Community Center, el Centro Social Israelita de Baja California, la Comunidad Israelita de Guadalajara y el Centro Israelita de Monterrey.

LAS PERSPECTIVAS DE LA AYUDA SOCIAL EN MÉXICO

   Cuando los inmigrantes judíos llegaron a México a principios de este siglo se enfrentaron con un reto tan tradicional como novedoso. Su trayectoria histórica los habla obligado a encarar una y mil veces el proceso mismo de trasladarse a terruños extraños que poco a poco similaban como parte de su ser, a pesar de los relativos escollos que les imponían las sociedades a las que pretendían integrarse. Al mismo tiempo su diario existir transcurría, en la mayoría de los casos, alejado de la institucionalidad de los países que los habían albergado por lo que desarrollaron un sentido de responsabilidad colectiva al interior de sus comunidades.