Científicos israelíes regeneran corazones dañados

   De acuerdo a un nuevo estudio publicado recientemente en la revista Nature, científicos israelíes han aislado una molécula que promueve la regeneración de las células del corazón.
   El estudio, dirigido por el Instituto Weizmann de Ciencias de Rejovot, en cooperación con varias otras escuelas en Israel y en los Estados Unidos, examinó el efecto de una proteína embrionaria sobre la regeneración del corazón adulto.
   Los investigadores estudiaron una proteína llamada Agrin, común en los corazones fetales, que desaparece rápidamente después del nacimiento, misma que se cree controla el proceso de regeneración de los cardiomiocitos.
   Los científicos extrajeron esta proteína de corazones de ratones recién nacidos, que la retienen durante aproximadamente una semana después del nacimiento, y la probaron en diversos ambientes, con resultados altamente alentadores. Cuando se ensayó en cultivos de laboratorio, se observó que el Agrin promovía el crecimiento de cardiomiocitos en el tejido de corazones adultos – tanto en ratones como en humanos y, al ser inyectada en corazones dañados, Agrin parece curarlos y restaurar su orden normal de trabajo en cuestión de semanas, reduciendo en gran medida el tejido cicatricial y reemplazándolo con nuevas células musculares saludables.
   Ahora, el equipo ha comenzado estudios preclínicos sobre animales de mayor tamaño en Alemania, en cooperación con la Universidad Técnica de Múnich y se espera que éstos den luz a un método que pueda ser aplicado en los humanos.