Hallan inscripciones hebreas que datan de hace 1,800 años

   Durante la restauración y el trabajo de conservación de la antigua sinagoga y el centro de visitantes de Beit Zinati en Pekiin, en la Galilea Occidental, se descubrió recientemente una antigua piedra caliza de 1,800 años de antigüedad, que data de la época romana y está grabada con dos inscripciones hebreas.
   El hallazgo fue hecho por el equipo del Consejo para la Conservación de Sitios del Patrimonio en Israel, en el patio del edificio.
   Al respecto, arqueólogos de la Autoridad de Antigüedades de Israel informaron que de acuerdo a los análisis preliminares, se trata de inscripciones dedicadas en honor a los donadores de la sinagoga.
   Asimismo señalaron, que se trata de un descubrimiento que “añadirá un nivel importante al conocimiento sobre el asentamiento judío en la aldea de Pekiin durante los periodos romano y bizantino”.