Nuevo museo en Sobibor

   Tras poco más de una década de planificación y construcción, recientemente fue inaugurado un nuevo museo en el campo de exterminio nazi Sobibor en Polonia, que honra a las víctimas a través de pertenencias desenterradas que recuerdan la vida de 180 mil judíos asesinados ahí por los nazis.
   Se trata de un espacio de más de 300 metros cuadrados, cuya entrada está diseñada con formas irregulares y tonos de madera que evocan la rampa ferroviaria del campo.
   En el interior se exponen 16 áreas temáticas que explican la historia del Holocausto y del campo que es conocido por la revuelta de sus prisioneros.
   Las exhibiciones incluyen cerca de once mil artefactos personales encontrados en el campo que intentan recrear aspectos específicos de sus vidas, lo que de acuerdo a los directivos y curadores del recinto, logran crear una narrativa paralela que permite al visitante confrontar el dualismo del Holocausto entre lo histórico y lo personal, “su inimaginable magnitud y la experiencia personal”.
   Poco después de su inauguración, debido a la pandemia del Covid-19, el museo tuvo que volver a cerrar sus puertas pero ha organizado programas educativos en línea tanto para estudiantes locales como para profesores basados principalmente en la memoria y la pedagogía del recuerdo.