Recuperan nueve obras de arte robadas por los nazis

   Los descendientes de una familia judía alemana recuperaron nueve obras de arte confiscadas por los nazis en 1938.
   Se trata de cinco pinturas, tres grabados y un panel de madera con relieves de mármol, que fueron confiscadas en 1938 – como parte de un operativo de la Gestapo – a sus legítimos dueños, Julius y Semaya Davidsohn, originarios de Múnich, quienes posteriormente fueron deportados al campo de concentración de Theresienstadt, en el que ambos fueron asesinados.
   En 1955 las obras pasaron a ser parte de la Colección Estatal Bávara de Pinturas, el Museo Nacional de Baviera y la Colección Gráca Estatal.
   Finalmente, el pasado 5 de agosto el ministro de Arte de la región, Bernd Sibler, encabezó la entrega, misma que fue descrita por Hardy Langer, a nombre de los herederos como un "acto de justicia".
   En este contexto, Sibler informó que ésta fue la decimoquinta restitución de la Colección Estatal Bávara de Pinturas desde 1998, que busca ubicar y restituir a sus propietarios legales todas las obras saqueadas de arte saqueadas por los nazis.