23° aniversario del asesinato de Yitzhak Rabin z¨l

   Miles de personas asistieron a la plaza Rabin en la ciudad de Tel Aviv, para recordar el aniversario del asesinato, del Primer Ministro, Yitzhak Rabin, ocurrido el 4 de noviembre de 1995. Por segundo año consecutivo, el evento fue organizado por el movimiento Darkenu, bajo el lema “La mayoría moderada se encuentra en la plaza contra la división y la incitación”.
   El acto incluyó a oradores de movimientos políticos tanto de izquierda y de derecha, entre los que se encontraban el presidente del Partido Laborista, Avi Gabbay, quien manifestó que los padres que viven cerca de la frontera de Gaza “saben que Rabin eligió la paz y luchó contra Hamás”.
   Por su parte, la líder de la oposición, Tzipi Livni, se expresó diciendo: “La historia se repite… Quien trabaje por la paz no es un traidor, era cierto entonces y es cierto hoy”.
  Tzachi Hanegbi del partido Likud expresó que “el asesino quería acortar el camino, quería matar la política, incluso a costa de matar la democracia y comenzar una guerra civil”.
   Por último, en una declaración emitida por su oficina, el portavoz del Parlamento, Yuli Edelstein, aseguró que tiene la esperanza de que “un día vendrá, y no será dentro de décadas, en el que se entienda que la única conclusión de todo lo que pasa es que necesitamos estar todos juntos, la derecha, la izquierda y el centro, para no desdibujar opiniones políticas, sino para continuar el discurso de seguridad y paz”, agregando que se trató de un evento muy “doloroso y desafortunado para el país” (sic).