Desafíos de las comunidades judías latinoamericanas: encuesta

   El Congreso Judío Latinoamericano (CJL) dio a conocer recientemente las principales conclusiones de una encuesta realizada en conjunto con la empresa consultora argentina Poliarquía en las que se refleja la visión de los dirigentes, líderes de opinión y voluntarios de las comunidades judías de la región, incluyendo la mexicana, respecto a temas centrales tales como cuestiones comunitarias, antisemitismo, seguridad, situación política y social en sus países y Medio Oriente, entre otros.
   En este contexto, destaca que entre los principales desafíos que enfrentan las colectividades latinoamericanas se encuentran la asimilación y las divisiones internas, mientras que en contraste, la mayoría de los encuestados considera que es “muy” o “bastante” seguro vivir abiertamente como judío en sus países y, a pesar de que el 75% de los encuestados señalan que existen actos “aislados” de antisemitismo en sus naciones, no ven un alto grado de antisemitismo en su entorno.

   


   Al respecto, indican que la ignorancia y el desconocimiento son “las principales causas de lo anterior” y la mayoría señala que se debe trabajar en todas las formas de discriminación y no solamente enfocarse en el antisemitismo.
   En cuanto a la seguridad comunitaria, la mitad de los encuestados afirmó que en sus países “cuentan” con la infraestructura necesaria para garantizarla. Sin embargo, únicamente el 35% consideró tenerla garantizada, lo que se percibe como un leve descenso en la sensación de “vivir seguros”.
   En relación al tema de otras minorías, más del 70% consideró importante tener un acercamiento con el mundo musulmán y con el colectivo LGTB pero reconoció que el vínculo con ellos aún es distante.
   Por último, sobre los temas de Medio Oriente e Israel, el 82% de los encuestados dijo confiar en “la solución de dos “Estados”; 48% opinó que Jerusalem debe ser la capital de ambos y un porcentaje un poco más alto cree que la paz entre israelíes y palestinos tardará en concretarse más de 5 años.


   Respecto al traslado de la embajada de Estados Unidos a Jerusalem, dos tercios afirmaron estar de acuerdo mientras que el resto consideró que esta decisión “afectará negativamente a la comunidad judía”.