Museo del Holocausto en Suecia

   El pasado 4 de septiembre, la titular del ministerio sueco de Asuntos Sociales y Deportes, Annika Strandhall informó que su país tiene planes de crear un museo del Holocausto, enfocado principalmente en los sobrevivientes de su nación así como un centro dedicado al diplomático Raoul Wallenberg.
   En este contexto, señaló que el recinto será construido en Malmo, ciudad de 350 mil habitantes - de los cuales un tercio es primera o segunda generación de inmigrantes de Medio Oriente y otro tanto son judíos - y en la que anualmente se registran docenas de incidentes antisemitas.
   Aseguró que un centro de este tipo que presente la historia de sobrevivientes suecos del Holocausto a través de pertenencias, entrevistas y documentos que actualmente se encuentran dispersos por el país, así como en honor a Wallenberg quien en su calidad de diplomático sueco salvó a decenas de miles de judíos húngaros de los nazis durante el Holocausto, es “más necesario que nunca” para educar sobre el tema y sobre los riesgos de las ideologías extremistas, racistas y xenófobas que desafortunadamente se ven cada vez más en el mundo en general y en Europa en particular.