Justicia alemana sentencia cárcel para un ex nazi

   En un dictamen sin precedentes, la justicia alemana decidió el pasado 28 de noviembre que el ex soldado nazi y contador del campo de concentración y exterminio de Auschwitz, Oskar Gröning, de 96 años, purgará en la cárcel una pena de cuatro años de prisión a pesar de su edad.
   Se trata de uno de los últimos nazis juzgados en Alemania, más de 70 años después del fin de la Segunda Guerra Mundial.
   Gröning, había recibido esta condena en el año 2015 por “complicidad en el asesinato de 300 mil judíos” durante un juicio en el que se disculpó y reconoció su “falta moral”. No obstante, tras su condena, presentó un recurso para no cumplirla debido a su edad y condición de salud.
   En este contexto, el pasado 28 de noviembre, la corte de Celle, en el centro del país, determinó que el acusado “estaba en condiciones de purgar su pena”, explicando a través de un comunicado que “en base a la opinión de los expertos, el tribunal estima que el condenado es apto para cumplir
   Gröning, quien fue soldado voluntario de las Waffen SS y fungió como contador en Auschwitz entre los años 1942 y 1944.