Compañía israelí genera energía eléctrica desde el mar en México

   La compañía israelí Eco Wave Power, que capta energía del océano y de las olas del mar, construirá una filial en las costas mexicanas del Pacífico.
   En este contexto, la empresa informó que, a través de su subsidiaria Eco Wave Power México, iniciará próximamente la construcción de una planta en la ciudad de Manzanillo para poder generar energía eléctrica desde el mar, lo que beneficiará directamente al Estado de Colima.
   Al respecto, el Director de Eco Wave Power México, Ernesto Delarue, señaló que “es un gran honor para el país, ser de las primeras naciones del mundo que genere electricidad a partir de las olas del mar”.
   Por su parte, David Leb e Inna Braverman, fundadores de la empresa, explicaron que esperan recibir en los próximos días el permiso final para la construcción de la planta por parte de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes de México e iniciar los trabajos en el país.
   Durante los últimos tres años, Eco Wave Power ha operado una planta similar en la costa de Yafo en Israel, misma que ha sido merecedora del reconocimiento como compañía “tecnológicamente pionera” y además forma parte de un proyecto en del Fondo Regional de Desarrollo de la Unión Europea en Gibraltar y cuenta con subsidiarias en China, Chile, India y México.  

Google contra el extremismo y el terrorismo

    Google informó recientemente que dispondrá de más recursos para implementar su campaña en contra del extremismo y el terrorismo en línea, implementando herramientas para identificar y eliminar mensajes y videos que fomenten el odio.
   Así mismo, explicó que junto con Facebook, Microsoft y Twitter, ha acordado crear un foro internacional para compartir y desarrollar tecnología y acelerar sus esfuerzos conjuntos contra el terrorismo online.
   En este sentido, señaló que duplicará el número de expertos independientes que utiliza para marcar contenido problemático y ampliar su trabajo con grupos “contra-extremistas” para ayudar a identificar y eliminar contenidos que se pueden utilizar para radicalizar y reclutar a extremistas.
   Agregó que endurecerá su postura frente a videos que, a pesar de no violar claramente sus políticas, presenten contenido religioso “inflamatorio” o supremacista.
   Estas medidas se presentaron luego de que Facebook, en una línea similar, informara que está implementando un proyecto de inteligencia artificial para combatir el contenido de odio en su plataforma.

Científicos israelíes regeneran corazones dañados

   De acuerdo a un nuevo estudio publicado recientemente en la revista Nature, científicos israelíes han aislado una molécula que promueve la regeneración de las células del corazón.
   El estudio, dirigido por el Instituto Weizmann de Ciencias de Rejovot, en cooperación con varias otras escuelas en Israel y en los Estados Unidos, examinó el efecto de una proteína embrionaria sobre la regeneración del corazón adulto.
   Los investigadores estudiaron una proteína llamada Agrin, común en los corazones fetales, que desaparece rápidamente después del nacimiento, misma que se cree controla el proceso de regeneración de los cardiomiocitos.
   Los científicos extrajeron esta proteína de corazones de ratones recién nacidos, que la retienen durante aproximadamente una semana después del nacimiento, y la probaron en diversos ambientes, con resultados altamente alentadores. Cuando se ensayó en cultivos de laboratorio, se observó que el Agrin promovía el crecimiento de cardiomiocitos en el tejido de corazones adultos – tanto en ratones como en humanos y, al ser inyectada en corazones dañados, Agrin parece curarlos y restaurar su orden normal de trabajo en cuestión de semanas, reduciendo en gran medida el tejido cicatricial y reemplazándolo con nuevas células musculares saludables.
   Ahora, el equipo ha comenzado estudios preclínicos sobre animales de mayor tamaño en Alemania, en cooperación con la Universidad Técnica de Múnich y se espera que éstos den luz a un método que pueda ser aplicado en los humanos.

Israel apoya a emprendedores extranjeros

   La Autoridad de Innovación de Israel informó recientemente que los emprendedores extranjeros que quieren iniciar una empresa de alta tecnología en su país, contarán con el respaldo del gobierno a través de doce organizaciones aprobadas para patrocinarlos y proporcionarles un marco de apoyo.
   De acuerdo a este programa, los extranjeros podrán obtener una visa de hasta dos años durante los cuales tendrán apoyo a través del programa Tnufá para inventores y startups en las primeras etapas de sus proyectos y, si sus iniciativas se convierten en empresas, podrán solicitar “pleno apoyo” de la autoridad y una “visa de experto” con vigencia de hasta cinco años.
   Las doce incubadoras y aceleradoras aprobadas fueron elegidas para albergar a los emprendedores de forma que les permita estar expuestos al clima de innovación nacional, incluyendo espacios de trabajo, infraestructura tecnológica, así como apoyo comercial y logístico.
   Entre estas organizaciones, destacan Tel Aviv Global, una empresa municipal responsable del desarrollo económico y operador de un acelerador de alta tecnología; Samurai Incubate, que opera una incubadora para las primeras etapas de semilla en Israel y Japón; TechForGood, que respalda a los empresarios de Israel y del sudeste asiático que utilizan la tecnología para abordar problemas sociales; HU de la Universidad Hebrea; Gvahim, organización sin fines de lucro que ayuda a nuevos emprendedores inmigrantes; Alon Medtech Ventures, que se centra en las ciencias de la vida y algunas empresas de electrónica médica con sede en Yokenam Illit.

Israel, un Estado que invierte en empresas tecnológicas

   Israel cuenta con alrededor de 6 mil empresas tecnológicas propias, muchas de las cuales han sido adquiridas por sus símiles más grandes del mundo como Google y Microsoft, que también tienen filiales en el país.
   Destacan en esta área startups, empresas jóvenes y emergentes apoyadas en la tecnología que tiene mucha visión, en las que el Estado invierte 60% de sus insumos y el 40% restante es proporcionado por la iniciativa privada.
   Digno de reconocer, se trata del “fenómeno económico israelí del momento”.