Alemania ordena eliminar símbolos nazis

   Luego de que se revelara la presencia de ultraderechistas en las filas del ejército alemán, el General Volker Wieker, máximo responsable de las fuerzas armadas alemanas, ordenó recientemente que se inspeccionen todos los cuarteles y dependencias militares del país para detectar y eliminar cualquier símbolo nazi.
   Esto se originó con la detención a fines de abril de un teniente registrado como solicitante de asilo sirio y sospechoso de planear un atentado.
   En ese momento la ministra de Defensa, Ursula Von Der Leyen, visitó el acuartelamiento en el que dicho teniente estaba destinado, en Francia, y denunció una sala con parafernalia del ejército nazi.
   Más adelante el semanario Der Spiegel reveló que en otro cuartel, en el sur de Alemania, la inspección había comprobado que había una sala de reuniones decorada con objetos nazis, entre los que se encontraban cascos militares, armas y medallas.
   Al respecto, el Wieker informó que se hará una investigación “exhaustiva” al respecto y, señaló que actualmente los servicios de inteligencia militar investigan 280 casos de presuntos miembros ultraderechistas del Ejército y que entre el 2012 y el 2016, 18 soldados fueron expulsados de sus filas por ese motivo. 

LAG BAOMER

Lag Baomer se celebra en el décimo octavo día del mes hebreo de Iyar, que este año coincide con el 14 de mayo, y está relacionado con la celebración de Pésaj, la Pascua Judía. Tradicionalmente, Pésaj marcaba el comienzo de la cosecha de grano. La primera cosecha (cebada) era recogida durante la Pascua y una pequeña cantidad denominada “Omer” en hebreo, era llevada al Templo como ofrenda en el segundo día de Pésaj. Durante los siguientes 49 días, cada día era contado y este periodo llegó a ser conocido como la Sefirá (la cuenta). El quincuagésimo día era Shavuot, en el que la cosecha siguiente (trigo) era recogida y llevada nuevamente al Templo como sacrificio. La cuenta del Omer fue introducida para establecer una conexión entre Pésaj y Shavuot (Fiesta de las Primicias), festividades que están separadas por un espacio de siete semanas completas.
   Según Maimónides, filósofo judío del Siglo XII, la importancia de contar los días entre el Éxodo de Egipto y el aniversario del recibimiento de las Tablas de la Ley sirve para indicar que la liberación de la esclavitud no es un fin en sí mismo; que la libertad sin leyes significa anarquía y es una bendición dudosa.
Las siete semanas entre Pésaj y Shavuot son contadas día por día y una bendición es recitada cada noche al término del rezo nocturno. Lag Baomer ocurre en el trigésimo tercer día después del segundo día de Pésaj. La palabra “Lag”; es un acrónimo constituido de dos letras hebreas, lamed y guimel, cuyo valor numérico es 33.
   Según la tradición, los estudiantes de Rabí Akiva, quienes apoyaron y probablemente lucharon con Bar Kojba, líder de la rebelión contra Roma en 135 d.e.c., sufrieron una epidemia que duró 33 días. En el trigésimo tercer día del Omer (Lag Baomer) la plaga se abatió.
   Según los cabalistas, Lag Baomer conmemora el día de la muerte de Rabí Simeón Bar Yojai (Siglo II d.e.c.), quien es autor del “Zohar” el libro primordial del cabalismo. Se dice que en el día de su muerte, Rabí Simeón reveló innumerables secretos a sus alumnos y pidió que su muerte se celebrara y no se conmemorara luctuosamente. Existe una tradición que cuenta que Rabí Simeón se escondió de los romanos durante 13 años en una cueva en Galilea. Allí vivió con su hijo, subsistiendo de la fruta del árbol del carob. Cada año, en Lag Baomer, sus discípulos lo visitaban, disfrazados de cazadores con arcos y flechas. En las noches celebraban a su maestro, encendiendo una gran hoguera a la medianoche y cantando y bailando hasta el amanecer. En el aniversario de la muerte de Rabí Simeón, esta tradición se sigue llevando a cabo en su tumba en Meron, Israel.
   En este país, en Lag Baomer, los niños pasan el día en el campo, encienden fogatas y se recuenta la historia de la ocupación romana de Judea. 

 

Mensaje de Netanyahu a los judíos de la diáspora

   En el marco del 69 aniversario de la creación del Estado de Israel, el Primer Ministro, Benjamín Netanyahu envió un mensaje a todos los judíos de la diáspora donde aseguró que ''nuestra historia es una historia de esperanza”.
   Recordó que “Israel se estableció hace 69 años, en un momento de triunfo para nuestro pueblo ya que después de milenios de estar esparcidos por el mundo, volvimos a nuestra antigua patria para construir un refugio seguro, donde podríamos vivir y prosperar”.
   Agregó que “muchos dudaron que este pequeño Estado de Israel sobreviviera" ya que "estábamos rodeados de enemigos hostiles, que nos atacaban una y otra vez". Sin embargo, enfatizó, "sobrevivimos, mucho más que eso, prosperamos".
   Destacó que "hoy Israel es fuerte, democrático, próspero, y no tengo ninguna duda de que en los próximos 69 años Israel seguirá floreciendo, fortaleciéndose y prosperando”.
    Por último manifestó que “nuestra historia es una historia de esperanza. No sólo para el pueblo judío, sino para toda la humanidad. Perseveramos contra las adversidades contra todos los pronósticos. Todo el que lucha por una causa justa, en desafío a todas las probabilidades puede inspirarse en nuestra historia”. (sic)

Israel celebra 69 años de independencia

   El 14 de mayo de 1948, el Estado de Israel se estableció formalmente y la soberanía judía fue restaurada.
   La independencia se celebra anualmente el 5 de Iyar de acuerdo con el calendario hebreo, (este año se celebra hoy, 2 de mayo).
   El día previo a esta celebración está dedicado a la memoria de los que dieron sus vidas por la consecución de la independencia del país y su existencia continuada. Así como a las víctimas del terrorismo.
   Esta proximidad tiene la intención de recordar a la gente el alto precio pagado por la independencia y continuidad del Estado de Israel.
   El Día de la Independencia es una celebración de la renovación del Estado judío en la Tierra de Israel, la cuna del pueblo judío. En esta tierra, el pueblo judío comenzó a desarrollar su religión y cultura distintivas hace más de 4,000 años, y aquí se ha conservado una presencia física ininterrumpida, durante siglos como un Estado soberano, otras veces bajo dominación extranjera.
   A lo largo de su larga historia, el anhelo de regresar a la tierra ha sido el centro de la vida judía.
   Theodor Herzl, el líder y fundador del movimiento sionista, aumentó el reconocimiento internacional de la necesidad de un Estado judío.
   Desde su creación, todos los ciudadanos de Israel, sin importar origen ni religión, disfrutan de los derechos democráticos delineados en la Declaración del Establecimiento del Estado de Israel.

La población israelí alcanza los 8.68 millones

   Con motivo de la Independencia de Israel, la Oficina Central de Estadísticas de ese país, dio a conocer su informe anual de población.
   En este contexto, señala que al día de hoy el Estado judío tiene 8 millones 680 mil ciudadanos, diez veces más que en su fundación, en 1948.
   Según el informe, la población judía en el país representa, con 6 millones 484 mil residentes, el 74.7% de la población total, mientras que los ciudadanos árabes suman 1 millón 808 mil persones (20.8%) y el 4.5% restante, lo conforman cristianos no árabes, personas de otras religiones y aquellos que se definen como “sin afiliación religiosa”.
   Respecto a la inmigración, el reporte indica que cerca de 30 mil personas llegaron durante el último año y que tres cuartas partes de la población judía actual en Israel son “sabras”, es decir nacidos en el país.
   Por último, señala que actualmente el 43% de los judíos que viven en el mundo, habitan en Israel.