Yad Vashem México cumple 18 años-Jai

   Yad Vashem México, filial de Yad Vashem Jerusalem fue creada en la Ciudad de México hace 18 años.
   Desde entonces se ha dedicado a transmitir el aprendizaje que dejó la Shoá (Holocausto) al mundo entero. A través de la educación, difunden los valores de tolerancia y respeto a la diversidad, con el objetivo de contrarrestar las diferentes formas de prejuicio y discriminación.
   Para celebrar este aniversario, se llevó a cabo recientemente un evento en el que estuvieron presentes amigos y colaboradores, equipo de trabajo y representantes de distintas instituciones comunitarias.
   Estuvo presente la Directora para Latinoamérica, España, Portugal y Miami de Yad Vashem Yersushalaim, Perla Hazan y su esposo, Mauricio.
   El programa contó con las palabras del Sr. Abraham Zetune y de la Dra. Eva Litszain, Presidenta de Yad Vashem México, así como un mensaje enviado por el Embajador de Israel en México, Zvi Tal, mediante el cual saludó y felicitó a la institución por sus 18 años de labor educativa y esclarecimiento.
   El orador invitado fue el General Amir Eshel, comandante de la Fuerza Aérea de Israel, quien en septiembre de 2003 encabezó una formación de tres aviones Águilas F-15 de la Fuerza Aérea que sobrevolaron el campo de exterminio de Auschwitz, y mientras lo hacían, Eshel, uniéndose a una ceremonia de las Fuerzas de Defensa de Israel que se llevaba a cabo en ese momento, transmitió el siguiente mensaje: "Nosotros, los pilotos de la Fuerza Aérea, volando los cielos por encima del campo de los horrores, nos levantamos desde las cenizas de las millones de víctimas y apoyamos sus gritos silenciosos, honramos su coraje y prometemos ser el escudo del pueblo judío y de su nación, el Estado de Israel."
  
Debido a que no pudo estar presente en el evento, Eshel narró a través de un video dicha experiencia.
   El evento estuvo amenizado con la intervención musical del jazán Ari Litvak y Giselle Arditti. 

Portugal declara el 31 de marzo como “Día de Recuerdo para las Víctimas de la Inquisición”

   El Parlamento portugués aprobó recientemente la iniciativa la consagración del 31 de marzo como “Día de Recuerdo para las Víctimas de la Inquisición” con el objetivo de “honrar la memoria de las víctimas y apelar a la tolerancia positiva y la convivencia pacífica entre todos, al tiempo que permita una mayor conciencia y conocimiento de ese obscuro capítulo de la historia judía y portuguesa que aún ensombrece al mundo”.
   La fecha fue elegida porque fue en ese día en el año 1821 que la Inquisición en Portugal – que inició en 1546 durante el reinado del Rey João III - fue oficialmente abolida.
   En el transcurso de esos 275 años, se realizaron alrededor de 45 mil demandas y autos de fe en contra judíos, homosexuales y personas acusadas de herejía y brujería.

Amazon prohíbe la venta de “Mi Lucha” y otros libros de propaganda nazi

   De acuerdo con información dada a conocer por la publicación inglesa The Guardian, la compañía de comercio internacional Amazon, decidió suprimir la venta del libro “Mi Lucha” de Adolfo Hitler así como la de otras obras de propaganda nazi que fomentan el antisemitismo como el libro infantil “La seta venenosa” de Julius Streicher.
   Esta medida cumple finalmente con una de las peticiones que importantes grupos judíos y organizaciones de víctimas del Holocausto han realizado desde la década de los 90 a la compañía, que bajo el escudo del “derecho a la libertad de expresión y la importancia del libro en la configuración académica”, no había tomado acciones.
   La orden afecta a la mayoría de las ediciones – pues aún se permiten algunas versiones académicas-  tanto nuevas y de segunda mano así como a copias de Kindle por “romper el código de conducta del sitio web”.
   Por el momento esta medida se está llevando a cabo únicamente en la plataforma británica de Amazon pero se espera pronto sea adoptada a nivel global.
   Mi lucha, escrito en prisión por Adolfo Hitler y publicado en 1925, es una mezcla de relato autobiográfico y panfleto político donde el líder nazi expone su ideología nacionalista, racista y violenta.

A 28 años del atentado a la embajada de Israel en Buenos Aires

   El 28 aniversario del atentado a la embajada de Israel en Buenos Aires, que el 17 de marzo de 1992 causó 29 muertes y 242 heridos fue recordado el pasado martes, por primera sin acto público debido a la contingencia que se vive por la pandemia de coronavirus.
   El acto público planeado como cada año en la plaza edificada donde antes se encontraba la embajada fue suspendido y las entidades judías y autoridades argentinas conmemoraron a las víctimas del ataque y reiteraron su pedido de justicia a través de redes sociales y comunicados.
   En este contexto,  en un comunicado firmado por su Presidente, Ariel Eichbaum, la Asociación Mutual Israelita Argentina exigió de nueva cuenta justicia y memoria, manifestando que “En este 28° aniversario, desde nuestra institución volvemos a exigir que los responsables materiales e intelectuales del atentado paguen con condenas efectivas y ejemplares por la masacre perpetrada”.
   Por su parte, el ministerio de Relaciones Exteriores argentino destacó en Twitter que: “Tras 28 años del atentado a la embajada de Israel, reafirmamos nuestro compromiso inclaudicable con la búsqueda de verdad y justicia" y el Canciller Felipe Solá expresó: “Se cumplen 28 años del atentado a la embajada de Israel, una herida abierta que solo podremos curar si se conoce la verdad y hacemos justicia. Trabajar por ello y honrar la memoria de las víctimas es una tarea del Estado”.
   En tanto, el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires -a través de su cuenta oficial- expresó que, “a 28 años del atentado a la Embajada de Israel, recordamos a las víctimas y acompañamos el pedido de justicia de sus familiares y sobrevivientes”.
   Por último, la ministra de Seguridad, Sabina Frederic, afirmó que “a 28 años del atentado contra la Embajada de Israel seguimos reclamando justicia y acompañamos a las familias y amigos de las víctimas” y añadió: “Un atentado es un acto irreparable que daña a toda la sociedad. Solo la verdad y la justicia pueden mitigar tanto dolor”.