LA ISLAMIZACIÓN DEL MOVIMIENTO PALESTINO

     1.- Una de las características más importante de la Intifada ha sido la proliferación de grupos islámicos fundamentalistas. Una de estas organizaciones, el Jihad Islámico Palestino, ha jugado un papel crucial en la planeación y ejecución de manifestaciones y levantamientos. Sus primeras células se activaron en la Franja de Gaza ya desde 1979. Para 1987 se estima que esta organización contaba de mil a 4 mil miembros y simpatizantes. Su ideología se basa en los principios del Jihad (guerra santa), martirio (shahada) y abnegación (istishhad) que son conceptos derivados de la fuerte influencia del simbolismo shiita y de los slogans de la revolución iraní.

     2.- El Jihad sostiene que la sociedad árabe no puede ser "curada" de sus vicios a través de la acción gradual. Rechaza la idea de una evolución paulatina del pensamiento islámico tradicionalista y de su aplicación a todos los aspectos de la vida diaria, misma que constituye la base política de la Hermandad Musulmana. En cambio, aboga por un acción de choque llevada a cabo por una pequeña elite capaz de imponer un régimen islámico a través de un enfrentamiento directo con Israel. Estas ideas surgieron de la revolución iraní, movimiento que ubicó al Islam como objetivo supremo y al Jihad como el medio táctico para su consecución.

     3.- Así las actitudes básicas del Jihad Islámico en cuanto al problema palestino derivan de los dogmas de la revolución iraní. Este problema es definido como un problema islámico y no como uno nacional. Estos argumentos reflejan claramente el repudio de Khomeini al nacionalismo y su negación a la existencia de pueblos y estados individuales dentro del Islam.

     4.- La relación existente entre el fundamentalismo islámico palestino y el nacionalismo secular palestino es compleja y multidimensional. Mientras algunos miembros del Jihad Islámico critican a Arafat por sus posturas políticas, otros colaboran con Fatah (grupo dominante dentro de la OLP) y llevan a cabo ataques en conjunto contra blancos israelíes. Esta cooperación busca imbuir al pensamiento nacionalista de la OLP de la ideología fundamentalista. Por otro lado, la voluntad de Fatah de comprometerse a actuar en conjunto con el Jihad Islámico ejemplifica la fuerza que ha adquirido el componente islámico en el nacionalismo palestino.

     5.- Para 1988 quedó claro que el activismo islámico y la acción violenta eran la base de todos los grupos fundamentalistas en los territorios de Gaza y Cisjordania, principalmente en el caso de la Hermandad Musulmana. Esta organización adoptó los planteamientos del Jihad Islámico y en las primeras etapas de la Intifada optó por una alternativa militante.

     6.- Hamas, el brazo militar de la Hermandad Musulmana se rige por el "Pacto del Movimiento de Resistencia Islámica - Palestina", cuyo credo es el siguiente: "Alá es el objetivo último de Hamas, su mensajero Mahoma es su ejemplo, el Corán es su Constitución, el Jihad es su camino y la muerte por la causa de Alá es su cometido especial". Los objetivos son "oponerse y vencer al impostor... para que la verdad prevalezca, la patria sea restaurada y el Estado islámico sea proclamado desde sus mezquitas".

     7.- A pesar de que existen diferencias ideológicas entre el Jihad Islámico y la Hermandad Musulmana (Hamas) debido a sus características particulares shiitas y sunnitas, ambos movimientos han influido enormemente en el contenido de la ideología palestina. El Islam es el símbolo de identificación común y el sistema histórico, cultural y sociopolítico que brinda cohesión a la sociedad palestina en los territorios de Gaza y Cisjordania.