EL ACUERDO DE GINEBRA

     Un grupo de políticos e intelectuales israelíes y palestinos elaboraron, a título personal, una nueva iniciativa de paz. El Acuerdo de Ginebra, llamado así por el apoyo financiero recibido de Suiza, es producto de casi tres años de difíciles encuentros entre las partes en los cuales se trató de recoger los éxitos y fracasos de negociaciones anteriores, desde Camp David (julio de 2000) hasta Taba (enero de 2001). A pesar de no ser un documento oficial, este plan representa una nueva alternativa para la paz.

EVACUACIÓN DE GAZA: PASO EN LA DIRECCIÓN CORRECTA Esther Shabot *

     Tras largos meses de espera y con una fuerte tensión acumulada, la salida israelí de la Franja de Gaza se llevó a cabo a partir del 15 de agosto de 2005. Fueron desmantelados en diversos operativos, 21 asentamientos judíos en esa zona y cuatro más en el norte de Cisjordania. Una proporción significativa de colonos salió por su propia voluntad en las semanas anteriores luego de acordar con el gobierno israelí pagos de indemnizaciones y planes de reubicación dentro de Israel. No obstante, decenas de miles de soldados y policías tuvieron que obligar a abandonar sus propiedades a quienes pretendieron resistir la orden de evacuación.

EL CONFLICTO INTRAPALESTINO: HAMAS VS. AL FATAH

     La batalla que enfrentan Hamas y Al Fatah – el islam radical y el nacionalismo – es, sin duda, uno de los mayores conflictos de la historia palestina. Las imágenes de los brutales enfrentamientos desatados en Gaza han conmocionado a una población curtida en el sufrimiento. Gaza y Cisjordania son hoy dos feudos enfrentados.

LA MUJER EN LOS PAÍSES ÁRABES

     Pese a los esfuerzos internacionales, la desigualdad de géneros en los países árabes continúa siendo vigente. Además de padecer maltrato físico y psicológico, la mujer árabe se enfrenta a la discriminación en los sistemas jurídico, político y social.
     Según Naciones Unidas, la utilización de las capacidades de las mujeres árabes mediante la participación económica y política sigue siendo la más baja del mundo en términos cuantitativos. La participación femenina representa sólo el 34 por ciento de la masculina, un porcentaje que se eleva hasta 67 para el resto del mundo.

  • 1
  • 2