La Guerra de los Seis Días

   Desde la creación del moderno Estado de Israel en 1948, las naciones árabes vecinas intentaron formar un frente común para frustrar su existencia.  A mediados de mayo de 1967, la hostilidad árabe hacia Israel iba a aumentar de intensidad.
   El 5 de junio, las Fuerzas de Defensa de Israel iniciaban un ataque preventivo y daba comienzo así a una guerra relámpago que se prolongó durante seis días y que finalizó con una victoria de Israel.