LOS BILUIM

     En julio de 1882, un pequeño grupo compuesto por jóvenes judíos provenientes de Rusia llegó a Palestina con la determinación de dedicarse a la agricultura. Los biluim (iniciales en hebreo del versículo bíblico Isaías 2:5, "Casa de Yaacov, Vayan y Vamos" ) fueron los pioneros de la emigración masiva que retornaba al hogar nacional. Constituían la primera acción concreta del sionismo moderno en su afán por regresar a la Tierra de Israel.
     Con los biluim la ideología del nacionalismo judío intentó contrarrestar la asimilación que durante años había prevalecido entre los jóvenes de la región.

     "El pogrom perpetrado al sur de Rusia en 1881 ha despertado a los judíos satisfechos con sus dulces sueños" -decía Haayim Hisin, uno de los primeros biluim. "Nunca tuve interés en mis orígenes. Hasta ahora me veía yo como un fiel hijo de Rusia. Cada descubrimiento de un científico ruso, cada trabajo literario, cada victoria zarista llenaba mi corazón de orgullo. Quería dedicar toda mi fuerza a mi patria y estaba feliz de cumplir con mi obligación. Más de pronto llegan y nos muestran la puerta y nos dicen que somos libres de emigrar a Occidente".
     Así, este despertar del espíritu hebreo coincidió con el incremento de emigrantes y refugiados judíos que deseaban salir de Rusia como consecuencia de las terribles condiciones en que vivían sus comunidades. Sus líderes contemplaron distintas alternativas, entre ellas el retorno a Sión. Pero fueron los biluim los que se constituyeron en el primer grupo organizado con la intención de poner en práctica inmediata su ideal.

SU FUNDACIÓN
    
Como respuesta al terrible pogrom perpetrado en 1881 en Kishnev, Rusia, en enero de 1882 las comunidades judías de este país organizaron un ayuno. Israel Belkind, un joven estudiante, invitó a un grupo de judíos de Kharkov a discutir la situación del judaísmo ruso. Después de mucho deliberar se decidió que el mejor camino para escapar a las precarias condiciones en las que vivía el judaísmo ruso era el retorno a Sión.
     El pequeño grupo fue creciendo y gracias a su campaña de reclutamiento en poco tiempo llego a sumar más de 500 integrantes; no obstante sólo unos pocos estaban preparados para emigrar. Kharkov se convirtió en su sede y Belkind en su líder. Su ideología se expresaba en distintas formas, muchas de ellas contradictorias. Tal era el caso de sus estatutos, uno de los cuales hablaba de establecer "un centro político para el pueblo judío", mientras que otro definía que su sociedad perseguía "un objetivo económico y nacional-espiritual". Zeev Dubnow, miembro de los biluim, escribió "Queremos llegar a Palestina y restituir a los judíos la independencia política que les fue robada hace dos mil años. Debemos establecer colonias agrícolas, fábricas e industrias".
     Posteriormente su cuartel se trasladó a Odessa desde donde los pioneros pensaban embarcarse. Los líderes del movimiento asumieron posturas contrapuestas. Algunos de ellos defendían la emigración inmediata y los otros sostenían que no se debía comenzar ninguna acción hasta que los judíos no tuviesen garantías políticas por parte de las autoridades turcas que gobernaban Palestina.
     El debate interno que duró casi dos años debilitó al movimiento y obstaculizó los primeros esfuerzos de emigrar. Los biluim esperaban recibir apoyo de los judíos con posibilidades económicas y desilusionados por su falta de interés se dirigieron a Laurence Oliphant - escritor y miembro del parlamento inglés, promotor activo del regreso del pueblo judío a la tierra de Israel- quien no pudo ayudarlos.
     Alrededor de 53 biluim dejaron Rusia a principios de 1880's en su anhelo nacionalista. Algunos regresaron a su hogar natal o viajaron a Estados Unidos mientras que otros permanecieron fieles al ideal de establecerse en Tierra Santa y se convirtieron en líderes de la vida pública del país.

EN ERETZ ISRAEL
    
El seis de julio de 1882 un grupo dirigido por Belkind y compuesto por 14 biluim arribó a Jaffa. Imposibilitados para constituir sus cooperativas propias, se vieron obligados a trabajar en la escuela agrícola Mikveh Israel donde vivieron en una comuna. desacostumbrados a los trabajos físicos sufrieron penurias y privaciones, recibieron escasos sueldos y se vieron sujetos a la hostilidad de las autoridades turcas y a la opresión del director de la escuela. No obstante el fundador de Mikveh Israel, Charles Netter; adoptó una actitud paternalista, los impulsó y se identificó abiertamente con ellos. Más adelante establecieron otras colonias agrícolas en Rishón LeTzion, Rosh Pina, Guedera y Zijron Yaacov.
    
A fines de 1882 la asociación en Rusia había desaparecido. Para junio de 1883 sólo 28 Biluim permanecían en Eretz Israel. Su situación económica e fue deteriorando. El agotador trabajo físico bajo el sol del desierto, años de fracasos en las cosechas y numerosas enfermedades destruyeron sus ilusiones. Sin embargo sentaron las bases de lo que en años posteriores se convertiría en una inmigración sistemática del sionismo como movimiento de liberación nacional del pueblo judío en 1896.

BIBLIOGRAFÍA

Wurmbrand, Max y Roth, Cecil
El Pueblo Judío
Editorial Aurora, Colombia, 1987

 

Encyclopaedia Judaica
Keter Publishing Co., Israel, 1981