YOM YERUSHALAIM (Día de Jerusalem)

     Jeusalem. Su nombre implica innumerables asociaciones y sentimientos. Desde los días del rey David, la ciudad ha estado intrínsecamente ligada al destino del pueblo judío. Sus triunfos y derrotas, sus días de gloria y sus horas más sombrías han reflejado y definido los altibajos de la cambiante suerte de Israel.
     A lo largo de toda la historia judía, la ciudad constituyó el norte magnético hacia el que se orientaban los corazones judíos doquiera que estuviesen. En junio de 1967 tuvo lugar no sólo la unificación de la ciudad, sino la reunificación de un pueblo con sus raíces espirituales y materiales.
     Desde el primer Día de Jerusalem, celebrado en 1968, la ciudad se ha desarrollado notablemente. Duplicó su población y se convirtió en el centro no sólo de una renovada vida espiritual para todas las religiones, sino también de la educación, la cultura y el desarrollo económico.
     El Día de Jerusalem, que se festeja el 28 de nissan de acuerdo al calendario hebrero (que este año coincide con el 24 de mayo) celebra esta nueva realidad. La Jerusalem de hoy, con sus centros de comercio y alta tecnología, sus museos y sus galerías, sus salas de conciertos y conferencias, así como sus lugares sagrados y sus innumerables sitios de contemplación y plegaria, fascina tanto a sus habitantes como a sus numerosos visitantes, judíos y no judíos.
     Sagrada para todas las religiones, Jerusalem es única entre todas las ciudades santas del mundo.
     Este año se festeja el 50 aniversario de la reunificación de la ciudad.

Organización Sionista Mundial Departamento de Información