Palabras del Sr. Zvi Itzhak Tal, Embajador Extraordinario y Plenipotenciario del Estado de Israel en México, con motivo del Día de la Conmemoración Anual en Memoria de la Víctimas del Holocausto. Enero 27, 2020

   El 27 de enero de 1945 la 322 División de rifles del ejército soviético entró al campo de exterminio de Auschwitz. Ivan Martynushkin, un joven teniente de 21 años describió muchos años después lo que había visto y percibido : Fue duro haberlos visto entonces”. Recuerdo sus rostros, especialmente sus ojos que traicionaban su prueba. Los vimos demacrados, torturados, gentes empobrecidas … podíamos decir desde sus ojos que estaban felices de haber sido salvados de este infierno”. Este fue el caso para los 700 sobrevivientes que se encontraron con soldados del ejército rojo, pero para el 1.1 millón de personas muertas en Auschwitz-de las cuales 960 mil eran judías- y para los 5 millones de judíos adicionales y muchas otras víctimas en ese enorme sistema de exterminio y concentración de la Alemania nazi-las fuerzas aliadas llegaron muy tarde, demasiado tarde!!

   El Primer Ministro Netanyahu, al dirigirse en el Foro sobre el Holocausto 2020 en Yad Vashem este 23 de enero dijo: “Para muchos, Auschwitz es el último símbolo del mal. Ciertamente es. Los brazos tatuados de aquellos que pasaron a través de sus enormes puertas, la pila de zapatos y anteojos arrancados de los desechados en sus momentos finales, las cámaras de gas y los crematorios que convirtieron a millones en cenizas, todos ellos son testigos de las horríficas profundidades donde la humanidad puede ahogarse. Pero para el Pueblo Judío. Auschwitz… es el último símbolo de la impotencia judía. Es la culminación de lo que puede suceder cuando nuestro Pueblo no tiene voz, ni tierra, ni escudo.”
   El famoso dramaturgo alemán Bertolt Brecht, en su obra de 1941 “La resistible ascensión de Arturo Ui” , utiliza la metáfora “ El vientre aún es fértil, de donde surge la bestia asquerosa” como un aviso referente al recurrente fenómeno de antisemitismo e intolerancia” El Pueblo Judío es un pueblo que recuerda” dijo el Presidente Rivlin en la ceremonia oficial que marcó el 75 aniversario de la liberación de Auschwitz-Birkenau el 23 de enero. “Recordamos-continuó- no desde un sentido de superioridad al no revolcarse en la memoria de los horrores o un sentido de auto justificación. Recordamos porque sabemos que al no recordar la historia tiende a repetirse.
   No solo seres humanos fueron destruidos en los crematorios de Auschwitz. La dignidad humana, la libertad y solidaridad también ascendieron como humo por el crematorio. Y enfatizando- “seamos claros- el antisemitismo no se detiene con los judíos. Antisemitismo y racismo son una enfermedad maligna que destruye y aparta sociedades desde adentro . Y ninguna sociedad y ninguna democracia es inmune.” En la cena oficial que el presidente Rivlin ofreció en honor de los líderes mundiales que se reunieron en este foro, una noche antes declaró” en tiempos en que más y más sobrevivientes nos dejan, este encuentro es una expresión de nuestro mutuo compromiso de trasmitir los hechos históricos y las lecciones de la Shoa a las futuras generaciones”. Afortunadamente, México es un refugio seguro para la comunidad judía, una isla de tranquilidad en un mundo tumultuoso donde el antisemitismo está creciendo, pero no debemos ser complacientes- vigilancia es requerida- personas, tanto jóvenes como adultas, que se disfrazan de Adolfo Hitler han aparecido aquí y allá. Si es acerca de nostalgia, las autoridades legales correspondientes tienen las herramientas necesarias para lidiar con ello. Si es resultado de la ignorancia-la sociedad tiene el deber de trasmitir las lecciones de la Shoa a cada individuo.
   “El futuro recae en las decisiones que tomamos, especialmente en aquellas que hacemos en conjunto como naciones y países” dijo el Presidente Rivlin. “Espero y rezo… que los líderes del mundo se mantengan unidos en la lucha en contra del racismo, el antisemitismo y el extremismo, en defender la democracia y los valores democráticos” añadió. En el mismo espíritu, el Primer Ministro Netanyahu finalizó su mensaje diciendo” Nunca Jamás- no será un slogan vacío sino un eterno llamado a la acción”.
   Que la memoria de nuestros hermanos y hermanas, víctimas del holocausto y aquellos que libraron la guerra contra el nazismo, así como los Justos entre las Naciones siempre se mantengan grabados en nuestros corazones.