POR LA EXPERIENCIA Mtra. Julia Palacios *

     Nunca Jerusalén se había visto tan bella. Las murallas de la ciudad antigua se extendían como brazos abiertos para recibirnos amorosamente. Nuestras almas cansadas y nuestros corazones tristes ahí encontraron refugio. El nombre de Ciudad Santa tomaba sentido y la sensación de estar finalmente en la tierra prometida era verdaderamente real.
     La Ciudad de la Paz brillaba gloriosa, y como siempre, estaba dispuesta a ser descubierta en cada rincón y en cada esquina, a despertar una vez más, el inagotable asombro de quienes de ella estamos enamorados. La llegada a Israel fue un bálsamo de tranquilidad y fortaleza para el espíritu. La fascinación de estar en un país extraordinariamente joven, en una tierra con miles de años de historia, es una experiencia necesariamente provocadora para los sentidos, la mente y la imaginación.

UN ENCUENTRO Y UNAS PREGUNTAS Marisol Pérez Lizaur *

     Crecí durante la década de 1950 en Polanco, allí me hice amiga de unos vecinos, a casa de quienes mi mamá no me dejaba jugar: Eran judíos. Con el tiempo, en la Universidad, encontré otros amigos y amigas judías con quienes me identifiqué profundamente, mucho más que con otros muchos compañeros católicos como yo. Destaca mi entrañable amistad con Larissa. Durante el tiempo que realizamos la investigación sobre una familia mexicana, platicamos muy larga e intensamente sobre nuestras raíces comunes mediterráneas y religiosas. Poco a poco, me fui acercando a ese grupo extraño al que pertenecían mis amiguitos a quienes mi mamá veía con recelo.

VIAJE A POLONIA E ISRAEL A TRAVÉS DE SUS MONUMENTOS María Isabel Santaularia - María Isabel Tomás *

     El aprender a leer y entender el significado de lo que nos dicen la arquitectura y los monumentos, es algo apasionante. Visitar un país y leer a través de estas grandes hojas de piedra es comprender que la arquitectura no sólo funciona, sino que es testigo de los acontecimientos que en ella se llevan a cabo. Cada sitio recorrido, habla sobre los acontecimientos y sus personas. Todos ellos tienen un común dominador que es el simbolismo. Lo que leímos en ellos fue tristeza, sufrimiento, alegrías y logros alcanzados.

EN TORNO A LA SINGULARIDAD DE LA SHOÁ Raquel Hodara *

1- Lo evidente: la singular industrialización de la muerte
     En ningún lugar, salvo en la Europa ocupada por Alemania, existió un aparato con la sola y única finalidad de llevar a cabo, con la mayor eficacia posible, el asesinato masivo de seres humanos de ambos géneros y de todas las edades. Inagotables esfuerzos e incontables horas de trabajo fueron invertidos para lograr este cometido: se mejoraron los sistemas de transporte - alargando vías de ferrocarril, incrementando la cantidad de personas que podrían ser introducidas en cada vagón, sincronizando mejor los horarios - se sofisticaron las formas de engaño, destinadas en especial a evitar toda resistencia por parte de las víctimas - se optimaron los métodos de asesinato - con la activa y entusiasta colaboración de médicos y científicos - para hacerlo "más humano" y menos prolongado y se planearon y erigieron en Polonia- también principalmente por razones de eficiencia - las instalaciones necesarias para la implementación de los programas.

TESTIMONIOS DEL INFIERNO: ARTE DEL HOLOCAUSTO Lic. Carlos Lepe Pineda *

     Podría hacerse una reconstrucción del Holocausto a partir de las producciones artísticas que sobrevivieron a ese terrible período, y por las que los sobrevivientes produjeron en los años subsecuentes, pero convendría abordarlas desde diversas perspectivas: técnicas de producción artística, uso de materiales, composición, temática, símbolos...
     Palabras clave: Holocausto, arte de los genocidios, valores humanos, uso de materiales, símbolos de sobreviviencia.

LA NEGACIÓN DEL HOLOCAUSTO EN EL MEDIO ORIENTE

     La negación del Holocausto, añejo fenómeno en Occidente, se manifiesta cada vez con mayor frecuencia en Medio Oriente tanto en discursos pronunciados por figuras públicas como en los medios de comunicación y en resoluciones de organismos profesionales. A pesar de que algunas voces se oponen a esta distorsión deliberada de los hechos históricos, el argumento central de este movimiento revisionista: “los judíos inventaron el Holocausto con el propósito de proteger sus propios intereses”, es una premisa cada vez más aceptada en los países árabes y musulmanes. La creciente atracción por el Medio Oriente demostrada por los negadores de Occidente sustenta la hipótesis de que ésta es una de las pocas regiones en el mundo en donde los gobiernos no sólo no condenan sino que en ocasiones hasta patrocinan la propaganda antisemita.

AUSCHWITZ: A 60 AÑOS DE SU LIBERACIÓN

     El 27 de enero de 1945, el campo de exterminio de Auchwitz, en Polonia, fue liberado. A éste seguirían Buchenwald, Dachau, Mathaussen y muchos más. Allí se descubrió la mayor evidencia del peor horror vivido en la historia de la humanidad: una verdadera fábrica de muerte ideada y construida por el nazismo. Seis millones de hombres, mujeres y niños judíos, y muchos otros gitanos, homosexuales y minusválidos, fueron asesinados a conciencia bajo el mandato de Hitler desde 1933 hasta 1945.

LOS JUSTOS ENTRE LAS NACIONES

 “Existen estrellas que su resplandor es visible en Tierra aunque se hayan extinguido. Existen personas que su brillo continúa iluminando el mundo aunque ya no estén presentes”. Hannah Senesh

     Durante los terribles años de la Segunda Guerra Mundial, gran parte de los europeos permaneció en silencio, colaborando con su indiferencia al asesinato de millones de seres humanos. Paralelamente, una valiente minoría arriesgó su propia integridad luchando contra tanta crueldad para salvar al menos alguna vida.
     Estos héroes, denominados “Justos entre las Naciones”, son los gentiles o no judíos que arriesgaron o dieron sus vidas para salvar las de miles de semejantes condenados a perecer exterminados.

SIMÓN WIESENTHAL: “LA CONCIENCIA DEL HOLOCAUSTO”

     El 20 de septiembre de 2005 murió Simón Wiesenthal a los 96 años, dejando un ejemplo invaluable de lucha por la justicia. Arquitecto de profesión, dedicó los últimos 60 años de su vida dedicado a cumplir la misión que se propuso cuando fue liberado del campo de concentración de Mauthausen en mayo de 1945: llevar ante la justicia al mayor número de criminales nazis. “Quiero que la gente sepa que después de asesinar a millones de personas, los nazis no lograrán huir como si nada”.

La Shoah entre la historia y la memoria. Judit Bokser Liwerant *

     El 27 de enero es el Día Internacional de la Memoria del Holocausto en homenaje al trágico desenlace del exterminio nazi. La fecha marca el día de la liberación de Auschwitz, que se proyecta como el núcleo del asesinato de seis millones de judíos, parte de la planeada aniquilación total del pueblo judío y de su cultura, impedido sólo por la derrota alemana en la Segunda Guerra Mundial.
     Auschwitz, la Shoah, en las diferentes dimensiones que sus nombres designan, representa el descarnado genocidio que irrumpió en la historia del siglo XX, exhibiendo la razón y la sinrazón de la condición humana, la ruptura de las esperanzas depositadas en la primera y su vulnerabilidad frente a la fuerza de la segunda.

¿OLVIDAR PARA VIVIR? Jacky Cohen

   Durante la Segunda Guerra Mundial ocurrió uno de los sucesos más trágicos que afectó para siempre al Pueblo Judío: El Holocausto. Un acto más en la historia de la perversidad humana, de una nación que tuvo el poder de hacerlo, a un pueblo que no pudo evitarlo. Ciertamente resulta impreciso señalar a toda la nación, como lo sería si nos refiriéramos a La Inquisición como a toda España ó a los Pogromos como a toda Rusia. Existen libros y relatos que documentan los incontables actos de humanismo de personas que sintieron la injusticia y arriesgaron sus vidas en defensa de los perseguidos. Pero esto no trata de esa parte de la historia que será siempre recordada.
   Trata de 6 millones de judíos bestialmente asesinados.