Foehrenwald, un campo para personas desplazadas. Yad Vashem México. Comité de Difusión e Imagen

   Para los judíos que sobrevivieron el Holocausto el final de la guerra les trajo nuevos retos. Muchos no quisieron o no pudieron volver a sus antiguos hogares y las opciones migratorias a otros países eran muy limitadas. A pesar de estas dificultades los judíos sobrevivientes buscaron la manera de reconstruir sus maltratadas vidas y crearon pequeñas comunidades que florecieron dentro de los campamentos para personas desplazadas en Alemania, Austria, e Italia. En un rango de seis años, entre los años 1945 y 1951, la vida judía renació dentro de los campamentos.

Mensaje con motivo de la Conmemoración en Memoria de las Víctimas del Holocausto. Mtra. Geraldina González de la Vega Hernández*

Sr. Jonathan Peled, Excelentísimo Embajador de Israel.
Eliecer Arbitman, Presidente de la Comunidad Bet-El
Moisés Romano Jafif, Presidente del Comité Central de la Comunidad Judía de México.
Elías Achar - Presidente de Tribuna Israelita
Eva Lijztain - Presidenta de Yad Vashem, México
Profesoras Judit Bokser Liwerant, y Yael Siman  

Distinguidas personas que nos acompañan en el presídium y en el público,

   Muy buenos días a todos y a todas.
   Es para mí un honor enorme estar aquí en la Comunidad Bet-El y poder acompañarles en un día tan significativo para la comunidad judía.
   Déjenme decirles que este es ya el sexto año consecutivo que el Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación en la Ciudad de México tiene la oportunidad de participar en la convocatoria y organización para este día y aunque es mi primer año, quiero decirles que es para el COPRED, y es para mí el 27 de enero una fecha de vital importancia para la lucha en contra de la discriminación y la desigualdad.

El Holocausto: entre la historia y la memoria. Dra. Judit Bokser Liwerant*

   La liberación de Auschwitz, que marca este día de recuerdo y homenaje, como momento y espacio de la memoria de la Shoa, representa el descarnado genocidio que irrumpió en la historia del siglo XX. Si bien fue un siglo recorrido por asesinatos masivos, masacres y genocidios que han dejado una cifra escalofriante de víctimas, ningún acontecimiento histórico de este periodo ha tenido un alcance tan devastador en sus motivaciones y en su dimensión ética como el Holocausto.
   Aunque ha sido y es estudiado exhaustivamente, razón e imaginación quedan desamparadas frente a este evento. La primera, la razón, ultimadamente no puede comprender un mal inimaginable; y la segunda, no puede imaginar un mal incomprensible.
   Y el imperativo es explicar, comprender, recordar.

Historia y Memoria: reflexiones desde la experiencia de los sobrevivientes del Holocausto en México. Dra. Yael Siman*

   Lejos de ser sinónimos, Historia y Memoria están en continua tensión. La memoria la construyen individuos y sociedades vivas que la nutren, le dan forma y la condicionan. La Memoria está en un estado evolutivo permanente, sujeto a la dialéctica del recuerdo y del olvido. La memoria duerme y despierta espontáneamente cuando ciertos eventos y encuentros la provocan. La Memoria es inconsciente de los cambios subsiguientes y de su propia vulnerabilidad (Pierre Nora en Marrus 2016).

La noche de los valores rotos. * Sophía Mercado Medrez, Yad Vashem México. Comité de Difusión e Imagen.

Noviembre, 2016

   La noche de los cristales rotos, Kristallnacht en alemán, no solamente se destruyeron sinagogas, casas, tiendas y propiedades judías, esa noche se le demostró al mundo lo que las SS eran capaces de hacer. La noche del 9 al 10 de noviembre de 1938 dejó muy claro al mundo lo que iba a suceder más adelante, lo que estaba por venir. Nadie lo quiso ver y nadie quiso hacer nada al respecto. Fue muy fácil para el pueblo alemán no hacer absolutamente nada para detener la barbarie. A este trágico evento, le siguieron sucesos terribles como persecuciones políticas y económicas, hasta llegar a la solución final que terminó y el asesinato de seis millones de judíos.
   Sin duda alguna esa noche fue el comienzo de la más grande desgracia del pueblo judío, el Holocausto.

La Insólita rebelión en Treblinka, el campo de exterminio.* Yad Vashem México. Comité de Difusión e Imagen. Sofía Mercado Atri

   Treblinka fue uno de los campos de muerte, construidos en el marco de la Operación Reinhard y se diseñó para aniquilar a la población judía de Polonia. En sus cámaras de gas fueron asesinados también judíos de otras partes de Europa: la Unión Soviética, los Balcanes, Alemania, Austria, el Protectorado de Bohemia y Moravia, Francia y Bélgica. En los siguientes 14 meses los nazis asesinaron en ese campo de muerte a 900 mil personas.
   La rebelión de los prisioneros de Treblinka tuvo dos objetivos: destruir el campo de muerte y posibilitar la fuga masiva de prisioneros para que informaran al mundo lo que pasaba detrás de sus alambradas electrificadas.

La solución final y Tishá Beav. *Asociación Yad Vashem México. Comité de Difusión e Imagen

 Por Yaacov Astor

   En el día de Tishá Beav, el 23 de julio de 1942, el gueto de Varsovia fue evacuado; la primera carga de judíos llegó a su destino final: las cámaras de gas en Treblinka.
   Curiosamente, un año antes, el 31 de julio de 1941, también en Tishá Beav, según el calendario hebreo, Hermann Göring firmó un documento que pondría en marcha la “solución final al problema judío”, o sea, su exterminio. Los nazis mataron judíos desde el principio, pero nunca de una manera verdaderamente sistemática, a la vez que económica.

La fe después de la Shoá. *Asociación Yad Vashem México. Comité de Difusión e Imagen. Sofía Mercado Atri

   En La festividad de Pésaj se celebra la liberación del pueblo hebreo de la esclavitud en Egipto, la salida de los hebreos hacia el desierto para cumplir su destino y convertirse en una nación. Después de siete semanas de caminar en el desierto, llegaron ante el Monte Sinaí, donde Moisés, su líder, recibió la Torá, el grupo de leyes que rigen el comportamiento humano, leyes del hombre para el hombre, del hombre para la naturaleza, leyes del hombre para Dios. Es entonces que el pueblo hebreo se convierte en una nación; aún antes de tener una tierra donde establecerse, ellos ya tenían una legislación que regiría su vida.

¿Puede la fotografía mostrar lo inimaginable?. Asociación Yad Vashem México. Comité de Difusión e Imagen. Sofía Mercado Atri

En una época de horrores incomprensibles solo el arte puede resistir al olvido, puede hacer presente lo ausente. El arte es un recuerdo continuo de aquello que el espíritu deja fuera.
Theodore Adorno 

Fotógrafos judíos en los guetos

Oficialmente, todos los fotógrafos del gueto estaban bajo las órdenes del Judenrat, encargados de fotografiar la “aparente eficiencia” de las instituciones del gueto y su fuerza de trabajo y así, agradar a las autoridades nazis. El fotógrafo oficial del gueto debía tomar retratos de oficiales, la cobertura de funciones sociales y reuniones y hacer fotografías de cada habitante del gueto para su tarjeta de identidad.

Algunos de esos fotógrafos también tomaban fotos clandestinas sobre las abominables condiciones en que vivían, con la esperanza de dejar una constancia que exprese la verdad sobre la vida en el gueto. Los fotógrafos, cualquiera que fuese su papel, arriesgaban su vida para registrar estas imágenes que, ahora, nos ofrecen un testimonio de la resistencia humana, además de un complemento importante para el entendimiento de aquellos hechos inhumanos.

YOM HASHOÁ (Día del Holocausto y el Heroísmo)

   El 12 de abril de 1951 el Parlamento israelí dictó una ley que establece el 27 de Nisán – que este año coincide con 12 de abril - como el Día del Holocausto y el Heroísmo. Este día se recuerda la masacre sin precedente sufrida por el pueblo judío durante la Segunda Guerra Mundial y se honra la memoria de las víctimas del Holocausto.
   Esta efeméride se conmemora en el período entre el aniversario del levantamiento del Ghetto de Varsovia que comenzó el 19 de abril de 1943 (día en que los judíos celebraban el inicio de Pésaj -aniversario de la liberación del pueblo hebreo de la esclavitud en Egipto) y la conmemoración de Yom Hazikarón (día en que se recuerda y honra a los soldados que cayeron durante las guerras ocurridas desde la creación del Estado de Israel así como a las víctimas del terrorismo.
   Durante Yom Hashoá tanto en Israel como en la diáspora se organizan eventos conmemorativos y educacionales como ceremonias, visitas a monumentos y museos y la transmisión de programas especiales en distintos medios de comunicación.
   El alcance de su horror hace del Holocausto mucho más que un acontecimiento histórico. Su problemática plantea la contradictoria necesidad de recordar y olvidar un trauma devastador. La decisión parlamentaria de instituir un Día del Holocausto y el Heroísmo, indica la complejidad y profundidad de dicha ambigüedad: “El Holocausto nazi causó la destrucción de ese mismo mundo judío de Europa oriental contra el que se habían rebelado los pioneros, y del cual, no obstante, Israel se convirtió en avanzada y heredero”. (Elon Amos, Los Israelíes: Padres e Hijos, 1971) 

HOLOCAUSTO: ORÍGENES Y CAUSAS DEL ANTISEMITISMO NAZI

     A partir de que comenzaron a aflorar las atrocidades cometidas por los nazis durante la Segunda Guerra Mundial, numerosos estudiosos han intentado hallar las causas y orígenes del intenso antisemitismo que invadió a Europa por siglos y explicar, especialmente, el hecho de que el programa de la "Solución Final" propuesto por Adolfo Hitler hubiera sido acogido con tanto entusiasmo por una nación ilustrada como la alemana.
     Durante años, Alemania tuvo un contacto permanente con los judíos y, el antisemitismo en ese país, se diferenció de otros, no tanto por la virulencia de sus manifestaciones, sino por su concepción racista.
     El antisemitismo nazi que surgió en Alemania en el Siglo XX tiene orígenes muy antiguos que pueden ser estudiados desde diversas ópticas:

REVISIONISMO DEL HOLOCAUSTO: ABERRACIÓN HISTÓRICA

     A medio siglo del inicio de la segunda guerra mundial, la opinión pública internacional empezó a cuestionar la relevancia de mantener vigente el recuerdo de uno de los capítulos más aciagos dentro de la historia del hombre. Algunos han aducido, que la carga moral que han tenido que soportar tanto víctimas como victimarios del Holocausto así como los pueblos de los que proceden, es inmensa y que esto les ha ocasionado un sinnúmero de problemas en su desarrollo. Afirman que han asumido las consecuencias por un período demasiado largo y que ha llegado ya el momento de sacudirse estos sentimientos negativos y ver hacia el futuro con optimismo. Además. se sienten hartos y hasta agredidos personalmente cuando se vuelven a canalizar -a través de infinidad de medios- las implicaciones de lo sucedido. Y es que la mente humana aún no llega a comprender la vastedad de la tragedia y se siente perturbada ante uno de los dilemas morales más graves de nuestros tiempos.

HOLOCAUSTO CULTURAL: EL TERCER REICH COARTÓ UNA DE LAS VENAS MAS RICAS DE LA CREATIVIDAD HUMANA

     Las diversas expresiones culturales han garantizado la transmisión del patrimonio humano de generación en generación. La creatividad individual o colectiva es el reflejo del ethos nacional y debido a ello, a través de la historia, se han presentado incontables intentos por destruir acervos intelectuales como preámbulo para la erradicación de civilizaciones completas.
     Una de las manifestaciones más dramáticas en este sentido, se dio en los países dominados por la sombra nazi, antes y durante la segunda guerra mundial. Con el holocausto cultural se inició la época de terror que culminaría con el genocidio judío.

HOLOCAUSTO CULTURAL EN LA ALEMANIA NAZI: EL CASO DE HERBERT MARCUSE

     Herbert Marcuse -filósofo y crítico radical de la sociedad industrial- ha sido considerado el profeta de los nuevos tiempos. Durante la década de los sesenta, su pensamiento alcanzó notoriedad a nivel mundial y logró popularidad entre diversos sectores estudiantiles.
     Nació en Berlín en 1898 en el seno de una familia judía. Cursó sus primeros estudios en su ciudad natal, y durante la primera guerra mundial sirvió en el ejercito alemán como delegado de su unidad. Años después, obtuvo su Doctorado en Filosofía en la Universidad de Friburgo, como discípulo de Heidegger.
     En 1933 ingresó al Instituto de Investigación Social de Francfort, en el que inició relaciones con distintos pensadores. Su labor creativa se vio interrumpida ese mismo año, ya que con la ascensión de Hitler al poder, la seguridad de los judíos se vio seriamente amenazada.

HOLOCAUSTO CULTURAL EN LA ALEMANIA NAZI: EL CASO DE SIGMUND FREUD

     Destacado hombre de ciencia, eficaz terapeuta y magnifico escritor, Sigmund Freud fue un ser humano conformidables pasiones y marcados perfiles de carácter. Sus ideas revolucionaron el pensamiento del siglo XX, al proporcionar un concepto radical del hombre. A través del psicoanálisis descubrió los motivos inconscientes de la naturaleza humana y explicó los orígenes del conflicto entre los individuos.
     Sigmund Freud nació en Freidberg, Austria en 1856, en el seno de una humilde familia judía que sufría los ataques antisemitas de la población.

HOLOCAUSTO CULTURAL EN LA ALEMANIA NAZI: EL CASO DE STEFAN ZWEIG

     Humanista moderno y moderado, Zweig se caracterizó por su profundo interés por el hombre en lo que él consideraba un mundo cada vez más brutalizado. En sus obras realizó profundos estudios sobre la niñez y la adolescencia, así como de los dilemas que el ser humano debía enfrentar en la edad adulta.
     Zweig nació en Viena en 1881 en el seno de una familia judía. Su padre -un conocido industrial- lo impulsó en el estudio de las letras. Tuvo un pronto inicio en la literatura y a los veinte años ya había publicado su primera colección de versos. Cuando estalló la primera guerra mundial, la dureza del conflicto lo llevó a escribir obras de tono pacifista, que fueron incorporadas a los archivos de guerra de Viena.
     En 1919 se trasladó a Salzburgo y su casa se convirtió en un conocido centro literario y cultural. Su producción creativa logró gran distinción en varios géneros, tales como la poesía, el ensayo y el drama. Sin embargo, lo más aclamado de su obra fue la interpretación biográfica de personajes históricos e imaginarios. Su técnica consistía en agrupar en un volumen a tres personalidades con intereses similares e intentar encontrar un denominador espiritual común, como en el caso de Balzac, Dickens y Dostoievsky.
     En 1934, Zweig escribió un libreto para la opera La Mujer Silenciosa del afamado compositor Richard Strauss, pero ésta fue prohibida por el nuevo régimen. El partido nazi, ya en el poder, había transformado el carácter de las manifestaciones culturales y la identidad judía del escritor constituía un obstáculo insalvable.

HOLOCAUSTO CULTURAL EN LA ALEMANIA NAZI: EL CASO DE SAMUEL I. AGNON

     En el año de 1966 la Academia Sueca otorgó el Premio Nobel de Literatura a un escritor judío, Samuel I. Agnón, figura central de las letras hebreas contemporáneas. Su obra simboliza el deseo de recapturar, por un lado, la tradición de sus antepasados, y así mismo de transmitir los sueños y creencias del Hombre universal.
     Agnón nació en Buczacz, Galitzia Oriental, en 1888. Como todos los judíos de la época, cursó estudios primarios en el jeder (escuela primaria religiosa). Desde muy pequeño solía dedicar muchas horas a la lectura de libros de diversos géneros, inspirado por su padre quien escribía poesía y realizaba estudios filosóficos.
     En 1909, era una un escritor conocido cuando decidió viajar por primera vez a Tierra Santa. Este período ejerció una influencia decisiva en su vida y moldeó su pensamiento. Más tarde, como muchos de sus contemporáneos, Agnón se sintió atraído por las corrientes culturales que se generaban en Alemania, por lo que en 1913 se estableció en Berlín. Su estadía en esta ciudad fue fructífera y le permitió profundizar sus estudios y dedicarse por completo a la creación literaria.
     Este período se vio truncado cuando en 1924, en un incendio que destruyó su hogar, se perdieron la mayoría de sus libros y manuscritos. Fue entonces cuando Agnón sintió la necesidad imperiosa, tanto física como espiritual de regresar a Jerusalem.

HOLOCAUSTO CULTURAL EN LA ALEMANIA NAZI: EL CASO DE NELLY SACHS

     La obra de Nelly Sachs, poeta y dramaturga alemana quien fuera una víctima más del acenso del nazifascismo en su país, se caracteriza por la fuerza de sus descripciones, por el sentido simbólico de su lírica bíblica y por su entrañable sinceridad.
     Sachs nació en Berlín en 1891 en el seno de una próspera familia judía. Hija de un industrial alemán creció en un hogar amante del arte y de la cultura. A los 17 años comenzó a escribir poesía neoromántica con formas tradicionales y utilizando distintos ritmos. Publicó algunas de sus creaciones, pero la mayoría de estos trabajos no han sido editados hasta el día de hoy.
     En 1933, Nelly Sachs -como muchos otros judíos alemanes asimilados- descubrió su herencia hebrea. El advenimiento del régimen nazi al poder obscureció su vida y la impulsó a buscar consuelo en los antiguos escritos judíos.

HOLOCAUSTO CULTURAL EN LA ALEMANIA NAZI: EL CASO DE JACOB WASSERMAN

     Talentoso narrador, Jacob Wasserman nació en 1873 en Fuerth, centro industrial de Bavaria y cuna de una antigua comunidad judía. Su autobiografía describe una niñez infeliz, al perder a su madre y quedar bajo la tutela de una cruel mujer. A los 17 años ingresó como aprendiz en una fábrica y posteriormente cumplió con el servicio militar obligatorio sufriendo severamente ante las humillaciones de sus compatriotas por ser judío.

HOLOCAUSTO CULTURAL EN LA ALEMANIA NAZI: ALBERT EINSTEIN

     Durante el mes de marzo se celebra el natalicio de uno de los más grandes hombres de ciencia de nuestro siglo: Albert Einstein, quien nació en la ciudad de Ulm, Alemania en 1879, en el seno de una familia judía modesta. Al año sus padres se mudaron a un suburbio de Munich, Bavaria en donde estudió latín y griego. En 1896 se inscribió en el Politécnico de Zurich, en el área de matemáticas y física, y después de largos años de estudio y trabajo logró -en 1905- un cambio revolucionario con su Teoría General de la Relatividad, por la cual recibió el Premio Nobel de Física en 1921.
     Sus años mozos coincidieron con el aumento del militarismo alemán que culminó con la primera guerra mundial, lo que provocó en él un profundo odio hacia los conflictos armados. Sin embargo, la feliz vida familiar en su hogar judío anuló, en parte, la ansiedad que producían en su sensible espíritu las estrategias nazis y el constante antisemitismo.

HERSCHEL GRYNSZPAN Y LA NOCHE DE LOS CRISTALES ROTOS

La Tristemente Célebre "Kristallnacht" Presagió la Destrucción del Judaísmo Europeo

     Herschel Grynszpan, como lo constata su historia, no era el prototipo del hombre audaz e idealista, sino un joven que se negaba a subsistir en un mundo donde el individuo era sacrificado en aras de ideologías o contingencias políticas . Su acto sirvió para desatar a la fiera, pero en perspectiva nos demuestra también que las acciones de los hombres comunes y corrientes sirvieron y han servido para restablecer la cordura y un sentido de moralidad a donde parece que ya han desaparecido en su totalidad.
     Herschel Grynszpan nació en 1921 en la ciudad alemana de Hanover, en el seno de una humilde familia judía de nacionalidad polaca. Como muchos otros, los Grynszpan sufrían constantes humillaciones a consecuencia de la primera ola de legislación antijudía nazi y de los esfuerzos encaminados a librar al Reich de la llamada "dominación judía". Para escapar a esta terrible situación, en 1936 Grynszpan abandonó Alemania y se refugió en París en casa de unos tíos.

NEONAZISMO EN EUROPA: UNA SOMBRA PERNICIOSA

   Aún no se habían acallado las armas mortíferas de la segunda guerra mundial que segaron la vida de decenas de millones de seres humanos cuando estaba ya surgiendo el primer partido neonazi en la tierra que dio aliento a sus precursores. Sus fundadores se habían comprometido a continuar la lucha en la clandestinidad debido a que el movimiento nacional socialista había quedado totalmente desacreditado ante los ojos del mundo. Sin embargo, con un agudo conocimiento de la memoria humana, reconocían que ésta es corta e inconstante y que las vicisitudes del acontecer individual y nacional tornarían los postulados nazis en un imán irresistible para aquellos desesperados por su diaria existencia.

UNA PERSPECTIVA DEL HOLOCAUSTO A CINCUENTA AÑOS DE LA SOLUCIÓN FINAL

     El antisemitismo es la manifestación paradigmática del antagonismo hacia una minoría. Es un fenómeno acumulativo que se remonta a la época helénica y que se ha alimentado de las hostilidades generadas por las circunstancias propias de cada periodo. Durante siglos los judíos fueron odiados y temidos a la vez; considerados como elemento nocivo para la sociedad, fueron perseguidos y victimados. Con antelación al nazismo los judíos sufrieron conversiones forzadas, expulsiones, confiscaciones y todo tipo de vejaciones. Sin embargo el Holocausto trascendió los límites de la experiencia histórica acumulada y significó la culminación de todas estas manifestaciones. El genocidio metódico perpetrado durante la segunda guerra mundial no tiene parangón en la historia. Para los nazis, la aniquilación del judío -encarnación del mal absoluto, imposible de enmendar- representó el móvil fundamental, la misión sagrada. Para Hitler, particularmente, la guerra era contra los judíos.

"NEO" NAZISMO EN AMÉRICA LATINA

     El resurgimiento de sentimientos xenófobos y chauvinistas a lo largo y ancho del planeta nos confronta, irremediablemente, con la posibilidad de que aquellos aciagos días que supuestamente quedaron atrás en la historia formen de nueva cuenta, parte de nuestro presente precisamente en una época de deshielo de las grandes potencias que prometía un orden más armónico. Grupos de corte fascista y nazi dejan oír sus consignas extremistas y racistas en Europa y también aquí, en una América Latina que aún resiente las consecuencias de sacudimientos políticos y sociales y que anhela salir del retraso y del autoritarismo. Los mensajes de estas células pueden encontrar tierra fértil en ciertos sectores del subcontinente que se han visto defraudados por expectativas truncadas.