Atentado contra la AMIA. Factsheet. Fuente Latina*

* Fuente Latina https://fuentelatina.org/

Hace 25 años, el 18 de julio de 1994, una bomba estalló frente a la sede de la AMIA (Asociación Mutual Israelita Argentina), principal centro comunitario de la colectividad judía en Argentina, la más grande de América Latina. El atentado dejó 85 muertos.
Desde entonces, las investigaciones acerca de los culpables y sus motivos han avanzado tanto como retrocedido, y el crimen permanece impune.

18 de julio de 1994
Un coche bomba explota junto a la sede de la AMIA en Buenos Aires y mata a 85 personas y hiere a unas 300, dos años después de que otra bomba destruyera la Embajada de Israel en la ciudad.

Fines de julio de 1994
El juez designado en Argentina para investigar el caso del atentado, Juan José Galeano, viaja a Caracas, Venezuela, a entrevistar a Manoucher Motamer (quien luego sería señalado como agente de la CIA), un exdiplomático iraní quien le entrega información que supuestamente incrimina a Irán, más precisamente a funcionarios de la embajada iraní en Buenos Aires.

27 de julio de 1994
Las autoridades detienen al vendedor de automóviles Carlos Telleldín, acusado de proveer la camioneta blanca utilizada para el atentado

Agosto de 1994
Galeano ordena la captura internacional de diplomáticos iraníes acusados del ataque a la AMIA

Marzo de 1996
El Congreso de Argentina aprueba la creación de una Comisión Especial Investigadora para impulsar el esclarecimiento del atentado

Abril de 1997
El juez Galeano aparece en un vídeo ofreciendo dinero al principal imputado local, Telleldín, para que incrimine a policías argentinos.

Julio de 1997
El fiscal Alberto Nisman se suma a las pesquisas del caso.

2000
Una ONG argentina acusa a Galeano y al Estado argentino ante la Organización de Estados Americanos (OEA) por la pérdida de pruebas importantes para la investigación.

Agosto de 2003
El exembajador iraní en Argentina Hade Soleimanpour es arrestado en Reino Unido en base a una petición de extradición de Buenos Aires por su supuesta vinculación con el atentado. Las autoridades británicas rechazan la extradición por falta de pruebas.

Diciembre de 2003
Galeano, que más tarde será destituido, es apartado del caso. Lo reemplaza Rodolfo Canicoba Corral, quien se encarga del expediente hasta la actualidad.

Septiembre de 2004
La Justicia absuelve a Telleldín y a otros imputados locales debido a las irregularidades en la investigación.
Se crea una Fiscalía especial para investigar el caso, dirigida por Nisman.

Octubre de 2004
Interpol ordena suspender las peticiones internacionales de detención ante las irregularidades en la investigación.

Octubre de 2006
La Fiscalía dictamina la culpabilidad del Gobierno de Irán en la planificación del atentado y señala al grupo terrorista chií libanés Hezbolá como su ejecutor material.

7 de noviembre de 2007
Por solicitud de la Justicia argentina, Interpol emite pedido de captura para cinco iraníes: el exministro de Seguridad Alí Fallhijan; Mohsen Rezai, excomandante de la Guardia Revolucionaria y actual miembro de un consejo que asesora al Líder Supremo Ali Jamenei; el exjefe de la Guardia Revolucionaria y actual ministro de Defensa, Ahamad Vahidi; el ex agregado cultural de la embajada de Irán en Buenos Aires, Mohsen Rabbani (quien estuvo en Argentina por 14 años hasta 1998); y el ex tercer secretario de esa sede diplomática, Ahmad Reza Ashgari.

Septiembre de 2007
El entonces presidente argentino, Néstor Kirchner, denuncia a Irán en la asamblea de la ONU por su falta de colaboración para esclarecer el atentado en la AMIA.

Noviembre de 2007
Interpol publica órdenes internacionales de captura contra cinco iraníes y un libanés acusados de haber participado en el ataque. Entre ellos figuran exaltos cargos iraníes y un antiguo agregado cultural de la República Islámica en Buenos Aires, Mohsen Rabbani

Septiembre de 2009
Fernández de Kirchner exige a Irán durante una asamblea de la ONU que extradite a las autoridades acusadas en el caso.

Octubre de 2009
El juez federal Ariel Lijo procesa por encubrimiento del atentado al expresidente Carlos Menem, al exjuez Galeano y a antiguos jefes de la Inteligencia, entre otros funcionarios argentinos.

Enero de 2013
Argentina e Irán firman un polémico Memorando de Entendimiento (MOE) para intentar avanzar con la investigación, congelada durante años. El acuerdo permitía que un juez argentino pudiera interrogar en Irán a los imputados en el caso.

Febrero de 2013
El Congreso argentino aprueba el MOE con Irán, aunque el acuerdo no llegó a entrar en vigor porque requería el visto bueno del Parlamento de la República Islámica, que hasta el momento no se ha pronunciado.

Noviembre de 2013
El fiscal Nisman pide declarar inconstitucional el acuerdo entre Buenos Aires y Teherán argumentando que constituye una "indebida intromisión" del Gobierno en esferas exclusivas del Poder Judicial.

18 de julio de 2014
Al cumplirse 20 años del ataque a la AMIA, el Papa Francisco difunde un vídeo en el que pide que se haga Justicia por el atentado, mientras en Buenos Aires tiene lugar una multitudinaria manifestación para pedir el esclarecimiento del caso.

14 de enero de 2015
Nisman acusa a la presidenta y al ministro de Exteriores, Héctor Timerman, de organizar un complot para encubrir a los iraníes acusados y suspender las órdenes internacionales de captura.

15 de enero de 2015
El Gobierno desestima la denuncia de Nisman considerándola "ridícula" y el juez de la causa, Canicoba Corral, cuestiona la investigación del fiscal, basada en escuchas telefónicas a iraníes sospechosos, dirigentes políticos y personal de la agencia de Inteligencia SIDE.

18 de enero de 2015
El exsecretario general de la Interpol Ronald Noble afirma a un periódico local que las autoridades argentinas jamás intentaron retirar las alertas rojas que pesan sobre los acusados iraníes y dice que esa acusación de Nisman es "falsa".

Noche del 18 de enero de 2015
Horas antes de una comparecencia a puerta cerrada ante el Congreso en la que expondría las pruebas de su denuncia contra Fernández de Kirchner, Nisman es hallado sin vida con un disparo en la cabeza en el baño de su apartamento.